Blogia
mQh

la ruta de la tortura


[Dalia Rojas] Proyecto rescatará lugares donde se violaron los derechos humanos.
La idea nació hace un año en Bienes Nacionales y busca entregar otro significado a aquellos recintos donde se cometieron crímenes de lesa humanidad. Más de 500 de ellos eran fiscales. El primer recorrido lo tendrá Santiago. Este año se conocerá la información de los lugares públicos donde se torturó y ejecutó.
El edificio que en la actualidad ocupa el Ministerio de Bienes Nacionales, en Santa Rosa con la Alameda, era del Comando Conjunto. Tiene tres subterráneos que fueron calabozos. En las paredes de estos subterráneos, hay escritos con sangre que no han sido borrados. "Ese fue el lugar donde se planificó, entre otros, el asesinato de Tucapel Jiménez y esa es la inspiración o la deuda que tiene el Estado con la ciudadanía", dice la ministra de esa cartera, Romy Schmidt, quien lleva trabajando más de un año en un catastro de todas las edificaciones públicas donde se violaron los derechos humanos.
En total, hay contabilizados 515 sitios que sirvieron para estos fines, y que demuestran que la represión fue parte de una política de Estado.
"Queremos que todo el país sepa qué pasó. La información permitirá establecer un mapa de la distribución territorial de la represión. No fue fácil, porque las listas que recuperamos de la Comisión Valech hablaban de aproximadamente 1.100 lugares, de los cuales oficialmente se reconocían 800. Luego se tuvo que localizar aquellos que eran de propiedad fiscal", explica Schmidt.
Cada lugar tiene una ficha donde se encuentra la foto, ubicación, a quién estaba destinado el lugar, qué organismo ejerció la represión y sus funciones en la actualidad. Para aquellos sitios emblemáticos se está reconstruyendo además, su historia. Información que estará disponible en el transcurso de este año, a través de Internet.
"La mayoría son lugares destinados a las Fuerzas Armadas, principalmente a Carabineros. Muchos mantienen la misma destinación que en el '73, claro que con una función distinta. Por eso es muy difícil que todos ellos sean dedicados a la memoria", dice Schmidt, quien explica que aún así, se colocará una placa o algo que recuerde lo que sucedió".
Pero lo más sorprendente de este catastro, añade la secretaria de Estado, no fue el tipo de lugares con los que se encontró, sino su distribución: "Al ver el mapa de Chile, queda graficado que esto fue en todo el país, no fue sólo en los centros urbanos. La capital, por ejemplo, teniendo el 40 por ciento de la población no fue la zona más significativa, ya que la mayor cantidad de estos lugares están en las regiones de Valparaíso y Biobío".

El Camino de la Represión
Pero este catastro es sólo el primer paso para algo mayor. La idea es lograr una Ruta Patrimonial de los Derechos Humanos. Y a pesar de que aún no hay una ruta definida, se sabe que será Santiago la ciudad donde se experimente con esta experiencia.
La idea es señalizar ciertos lugares, "para que caminar por la calle sea un viaje permanente hacia la memoria, en otras palabras, dejaremos claro que los atropellos de los derechos humanos es parte de la historia de Chile, creando una ruta patrimonial de la memoria que identifique los sitios más simbólicos donde ello ocurrió".

Un Museo para la Historia
Faltaba dónde construirlo. Inicialmente incluso se había pensado en el Palacio Álamo, en calle Bulnes, o próximo a la Villa Grimaldi. Pero el trazado de Metro hasta la comuna de Maipú que puso fin a la Estación de Intercambio Modal en Matucana, dejó un terreno de más de una hectárea sin uso y una gran oportunidad.
El Museo de la Memoria, proyecto anunciado por Michelle Bachelet, que dependerá de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos hasta la creación del Instituto de los Derecho Humanos, se ubicará precisamente en ese espacio, en Matucana con Catedral, en un barrio cultural emergente, cerca de la Biblioteca de Santiago, la Quinta Normal, Matucana 100, y próximo a un sector de conservación patrimonial.
"Recibimos un espléndido terreno para generar un proyecto que devuelva a la comunidad una ganancia extra. No sólo hacer un proyecto inmobiliario, sino que tenga un acento sobre el espacio público. Invitamos a los arquitectos a ofertar sus mejores ideas. Queremos que construyan el conjunto más armónico posible", dice Verónica Serrano, directora de la División de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP). A la fecha, se han inscrito más de 150 proyectos para adjudicarse los más de 17 mil metros cuadrados, que son parte, además, del proyecto de recuperación del Anillo Interior de Santiago.

La Joyita
Se espera que el museo sea un memorial a los derechos humanos, y que constituya un espacio para la reflexión. "Va a ser un lugar interactivo, con exposiciones permanentes y transitorias. La idea es que a partir de las lamentables violaciones de los derechos humanos en dictadura se reflexione sobre el tema de manera global, para que no vuelva a pasar. Donde se investigue, archive y conserve el material de distintas agrupaciones, como la Vicaría de Solidaridad, por ejemplo", dice María Luisa Sepúlveda, delegada de Derechos Humanos de La Moneda. Para ello se han revisado experiencias similares en otros países, como los museos existentes sobre el Holocausto en Washington o el de Rosario, en Argentina.
La joyita del lugar serán las colecciones documentales de ocho organismos de derechos humanos nacionales que están dentro del registro 'Memorias del Mundo' de la Unesco.
El museo será parte del Complejo Matucana, que también tendrá oficinas públicas e instalaciones que potencien el desarrollo del sector y que contará con conexión al Metro. Sólo en el museo se invertirán 5 mil millones de pesos. Para desarrollar el edificio de oficinas públicas -a través de concesiones- se necesitarán cerca de 800 mil UF. En agosto se dará a conocer el nuevo proyecto que estará listo el año 2009.

También Villa Grimaldi
"Conocer los lugares donde se torturó es de una enorme importancia", dice la vicepresidenta de la Corporación Parque por la Paz, Margarita Romero. Ella cuenta que en Villa Grimaldi se realizará un museo local que rescate la historia de lugar, ya sea por medio de testimonios de quienes estuvieron ahí, o sus familiares. "La idea es que no exista sólo un museo, sino muchos a lo largo de Chile que den cuenta de lo que ocurrió allí. Este museo no es un contrapunto con otros proyectos que se puedan realizar".

22 de junio de 2007
©la nación
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres