Blogia
mQh

arzobispo rechaza propuesta jesuita


[Oskar García] Iglesia rechaza propuesta jesuita sobre sexo premarital y paternidad de parejas de hecho.
Omaha, Nebraska, Estados Unidos. La Archidiócesis de Omaha ha roto lazos con un centro de orientación de la familia de una universidad jesuita después de que dos investigadores instaran a la iglesia a permitir que parejas de hecho vivan juntas y tengan relaciones sexuales e hijos siempre y cuando estén comprometidas.
El ensayo de los investigadores de la Universidad de Creighton, publicado en el número de junio de la revista U.S. Catholic, decía que hay más parejas católicas de hecho viviendo juntas y que dudan que esas parejas estén viviendo en pecado.
"Estaría más cerca de la verdad decir que están creciendo, quizás lentamente, pero ciertamente hacia un estado de gracia", escribieron Michael Lawler y Gail Risch.
El ensayo motivó una carta al editor de Elden Curtiss, Arzobispo de Omaha. La carta del 5 de junio, una copia de la cual fue entregada a la Associated Press por la archidiócesis, intentaba desacreditar a los investigadores como teólogos católicos y distanciaba a la archidiócesis del Centro para el Matrimonio y la Familia de la universidad.
"La doctrina de la iglesia católica sobre la fornicación es clara y sin ambigüedades; ha sido siempre objetivamente un pecado grave", escribió Curtiss.
Curtiss escribió cartas separadas a los autores y al presidente de la Universidad de Creighton, el Reverendo John Schlegel, dijo el Reverendo Joseph Taphorn, de la archidiócesis.
Taphorn no sabía si se había cancelado alguna colaboración debido a la decisión de Curtiss, pero dijo que la archidiócesis había trabajado con el centro universitario en varios proyectos en el pasado. Uno de esos proyectos tenía por fin ayudar a las parejas a examinar sus creencias religiosas y vincularse sobre ellas.
"Pero ya no cooperaremos con ellos en proyectos futuros debido a que hay obviamente una enorme diferencia teológica", dijo Taphorn.
Un portavoz de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos dijo que la proposición era un espantoso intento de obtener los beneficios del matrimonio sin casarse.
"Es mejor ayudar a la gente joven a prepararse para el matrimonio y es mejor ayudarlas a hacer compromisos para toda la vida, que es el matrimonio, que vivir en algún tipo de relación que parece un cuasi-matrimonio", dijo la Hermana Mary Ann Walsh el jueves.
Lawler y Risch escribieron que en los siglos doce y dieciséis la iglesia católica permitía que las parejas tuvieran relaciones sexuales una vez que se comprometían. Eso cambió con el Concilio de Trento, pero muchas parejas católicas modernas han vuelto a la práctica de vivir juntos y tener sexo antes de sus bodas, escribieron los autores.
"Los católicos que creen que todo sexo premarital es malo creen que la exigencia ritual de la boda ha sido siempre la norma de las tradiciones católicas. Pero no es así", escribieron los autores.
Lawler es director del Centro para el Matrimonio y la Familia de la Universidad de Creighton. Risch es una investigadora del centro. Ni ellos ni Schlegel quisieron hacer comentarios el jueves, dijo la portavoz de Creighton, Deb Daley.
Daley dijo que aunque la iglesia católica tiene la última palabra en asuntos de teología moral, la universidad permite la libertad académica para tratar temas relacionados.
"Existe una tensión interesante", dijo Daley. "Pero quizás el foro de una publicación convencional no fue el mejor modo de abordar el tema".
Daley dijo que la decisión de la archidiócesis de cortar vínculos con el centro no afectaría su financiamiento y no creía que sus programas fueran a ser cancelados o reducidos.
Taphorn dijo que la archidiócesis estaría dispuesta a reanudar relaciones con el centro si Lawler y Risch fueran despedidos y remplazados y si la archidiócesis pensara que coincide con el centro filosóficamente. Daley no respondió a esa sugerencia.
Daley dijo que pese a la desavenencia, la relación de la universidad con la archidiócesis sigue en buena forma.
"Continuaremos nuestra relación con la archidiócesis, y creo que tendremos las conversaciones que son necesarias", dijo Daley.
Creighton está asociada a la Sociedad de Jesús, una congregación católica, y tiene una matrícula de unos seis mil setecientos estudiantes. Su Centro para el Matrimonio y la Familia se fundó en 1994 para investigar temas relacionados con el matrimonio y la familia.

Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos
Archidiócesis de Omaha
Centro para el Matrimonio y la Familia de Creighton
U.S. Catholic

16 de julio de 2007
28 de junio de 2007
©washington post
©traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres