Blogia
mQh
Chollo del día - Auriculares inalámbricos Logitech 33,60 € 90 € -63%

estudian uso de centro de torturas


Bienes nacionales aclara que aún no se define la entrega. Analizan posibles usos para ex centro de tortura.
Punta Arenas, Chile. La seremi de Bienes Nacionales, María Luisa Ojeda, precisó que aún está en análisis el uso definitivo que se dará al ex centro de tortura conocido como el ‘Palacio de la Risa'.
El inmueble está ubicado en Avenida Colón 636 y su uso será definido en una mesa regional de derechos humanos.
A ella se incorporarán aquellas instituciones con competencia en este tema y en infraestructura, de forma de darle el mejor uso posible ante los diversos requerimientos de las Agrupaciones de Derechos Humanos y los intereses regionales.
Ojeda explicó que el inmueble fiscal, que estará próximamente incorporado a la administración de la cartera que representa, se encuentra en el catastro denominado ‘Ruta de la Memoria' elaborado por el Ministerio de Bienes Nacionales, y que tiene como finalidad establecer un mapa de la distribución territorial de la represión.
Para todos aquellos inmuebles fiscales del país donde se ejerció la represión, se está elaborando una ficha de identificación y se reconstruirá su memoria histórica, información que estará disponible en el transcurso del año a través de Internet.
Con relación a su administración, la seremi señaló que recientemente se han estado verificando los actos administrativos que permitan incorporar al catastro de inmuebles fiscales dicho recinto, existiendo un real interés por parte de diversas agrupaciones e instituciones regionales para hacerse cargo de su administración, o parte de ella.
En ese contexto, se realizó una visita al edificio junto al director del Servicio de Salud, Jorge Flies, y representantes de la Agrupación de Derechos Humanos Salvador Allende para analizar la opción de habilitar el Programa Prais y compatibilizarlo con los intereses de la agrupación de DD.HH..
María Luisa Ojeda advirtió que el inmueble fiscal se encuentra en términos generales bien conservado, especialmente en su estructura interior, servicios higiénicos, necesitando reponer algunas tablas de piso, vidrios, pintura, y eliminación de filtraciones. Sin embargo, la fachada externa se encuentra bastante deteriorada.
Informó que, para definir su ocupación, se han sostenido una serie de reuniones con la intendenta regional y autoridades de servicios ligados al tema de infraestructura para ver el futuro de su administración y evitar su deterioro, lo que con la voluntad del gobierno regional será llevado a instancias tales como la Mesa de Derechos Humanos.
La seremi expresó que para el Ministerio de Bienes Nacionales este tipo de inmuebles tiene una importancia especial, ya que se quiere que todo el país sepa lo que pasó, y puedan ser dedicados a la memoria histórica, pero para evitar su deterioro sistemático se estudiará la entrega en concesión de corto plazo contra proyecto, que repare y habilite el inmueble en forma transitoria, mientras se ve el uso definitivo.

'Palacio de la Risa'
El antiguo Hospital Naval, ubicado en pleno centro de la ciudad y contiguo a la Compañía de Teléfonos, llegó a ser conocido como el ‘Palacio de la Risa', nombre irónico porque allí se practicaban torturas.
El centro de represión comenzó a funcionar desde el mismo día 11 de septiembre de 1973 y fue el principal centro de torturas e interrogaciones de Punta Arenas y Magallanes.
También fue la sede central de operaciones del Servicio de Inteligencia Militar (Sim) en la región.
El edificio tiene tres pisos con varias salas y cuartos y subterráneo.
Este centro tenía la peculiaridad de tener en el mismo lugar dependencias de torturas y administrativas, conjuntamente con los archivos y fichas de los detenidos.
Tenían equipos de oficina y, a la vez, estaba habilitado con herramientas especiales de torturas, tales como camillas de metales, equipos eléctricos y pequeños espacios que se utilizaban como celdas provisorias.
El espacio de torturas estaba dividido por separadores de ambiente de oficinas.
En las salas grandes funcionaban varias camillas de torturas. También había una sala de primeros auxilios.
Allí se interrogó y torturó a la mayoría de los presos políticos de Magallanes. Se estima que entre mil 200 a mil 500 personas fueron víctimas de apremios ilegítimos en este centro.

19 de octubre de 2007
©prensa austral
rss

0 comentarios