Blogia
mQh

hipótesis del marido cornudo


La hipótesis que apunta sobre el marido que se confiesa "cornudo". En el crimen de la modelo, la hipótesis principal apunta contra el marido. El hombre asegura que estaba en el hospital, que amaba a su mujer, pero que en el barrio le "decían cornudo".
Argentina. La principal línea de investigación del asesinato de Rosana Galeano, la joven aspirante a modelo baleada la noche del miércoles en la puerta de su casa del country El Remanso, pone a su ex marido José Jacinto Arce, en el papel de homicida, aunque hasta el momento se trata de una hipótesis. Arce argumentó en su defensa que al momento del hecho estaba en el hospital de Pilar junto con uno de sus hijos, dijo que amaba a su mujer, pero que su relación concluyó cuando la encontró con el jardinero. También reconoció que "en el barrio todos me decían que tenía los cuernos más grandes que un árbol". Ayer se reveló que Arce tenía al menos tres armas registradas en el Renar, y no una como habría declarado a la policía. Además de la escopeta Ida Gaucha 12 VAB, a su nombre figuran un .32 corto y una Bersa .40. Según fuentes de la investigación, también se analiza la hipótesis de un crimen por encargo, en la que el sospechoso podría ser tanto el ex marido como alguna pareja de la joven. "Quizá haya estado en el hospital, pero a lo mejor la mandó a matar", aventuró el padre de Galeano, sin dar nombres. Se analiza el juicio de divorcio de la pareja, por el que Arce podría haber tenido que entregar parte de sus propiedades, valuadas en un millón de pesos. El fiscal pidió informes de las llamadas realizadas y recibidas por Galeano e investiga también a dos supuestos amantes de la víctima.
El fiscal de Zárate-Campana, Marcelo Pernici, a cargo de la causa, mantiene hermetismo sobre los pasos que dará en los próximos días. Sin embargo, confió a este diario que aguarda los resultados de las empresas telefónicas que le revelarán quiénes realizaron llamadas al celular de la joven asesinada y a quiénes podría haber llamado la víctima.
Una fuente de la investigación señaló a Página/12 que entre las hipótesis que trabaja la Justicia, la que mayores soportes ofrece es la que avanza sobre Arce, de 59 años y esposo de Galeano desde 2000.
¿Qué elementos apoyan esta hipótesis? A metros de la entrada de la casa del barrio privado El Remanso, de la localidad de Exaltación de la Cruz, se halló un pulóver que según el mismo Arce le pertenece. El productor rural explicó que había dejado ropa en casa de Galeano, con quien convivió hasta que la Justicia le ordenó no acercarse a menos de 300 metros. Durante una conversación con los medios de prensa, en Pilar, Arce repitió su argumentación de que había estado en el hospital a la hora del ataque, que amaba a su mujer y que "en el barrio todos me decían que tengo los cuernos más grandes que un árbol".
Reinaldo Galeano, padre de la joven asesinada, en América Noticias tildó de "falsas" las declaraciones de Arce, en especial aquellas en las que contó que extrañaba y amaba "mucho" a su ex pareja. "Constantemente mostraba actitudes de un hombre violento", dijo. También recordó que su ex yerno solía portar un revólver cuando los visitaba. Arce había declarado tener una escopeta Ida Gaucha 12 VAB, pero ayer trascendió que posee al menos otras dos armas registradas en el Renar: una Bersa calibre .40 (10 milímetros) y un revólver calibre .32 (7,65 milímetros). "Las usaba para matar perros", contó Óscar Galeano, el hermano de la víctima.
El asesinato de Galeano ocurrió el miércoles pasado cerca de las 22. La víctima estaba cenando junto a su hermana Mónica, cuando sonó su celular. Salió a la puerta de entrada de la casa porque no tenía señal, y allí la balearon. Le dispararon un balazo en el antebrazo, que la da vuelta. Galeano intentó correr para guarecerse en su casa, pero dos disparos más impactaron en su espalda y el cuarto en el hombro. Cayó tendida de bruces, con medio cuerpo afuera y medio dentro de la vivienda.
La primera medida del fiscal Pernici, luego de las pericias en el lugar, fue solicitar un informe de todas las llamadas en las que participó el celular de Galeano, ya que considera que entre las cuatro llamadas recibidas en sus últimas horas de vida podría encontrarse alguna pista del asesino. Una de ellas fue realizada por Arce desde el hospital de Pilar, según él mismo confesó, para contarle cómo estaba la salud de uno de sus hijos, a quien había llevado a atenderse. La Justicia no descarta que sea cierta la coartada, pero también maneja la posibilidad de que la llamada haya sido un ardid para que Galeano saliera a la puerta.
De entre unas 1100 comunicaciones realizadas o recibidas en el último tiempo, según los investigadores un millar fueron entre Galeano y un jardinero que trabajaba para Arce, Daniel González, apodado "el Yanqui". La ex pareja de Galeano había descubierto esa relación hacía un tiempo y fue uno de sus principales fundamentos en la causa por el divorcio. Además de cuestiones familiares, en el juicio se dirimían cuestiones económicas: "Arce había escriturado cuatro propiedades –una en El Remanso, dos en localidades cercanas y otra en Pilar– a nombre de ambos. Los valores de las viviendas llegan al millón de pesos –dijeron los familiares de Galeano–. Arce es productor de humus de lombriz, pero su madre le envía dinero desde Estados Unidos, aunque él tiene la entrada prohibida a ese país, no sabemos por qué".
Además del jardinero, la joven habría tenido una relación sentimental con el dueño de un taller de costura de la zona, a quien los hijos de Arce llamaban "el Rubio."

19 de enero de 2008
©página 12
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres