Blogia
mQh

olson vuelve a la cárcel


La ex SLA [ESL], que había salido en libertad condicional la semana pasada, está de vuelta en la cárcel. Funcionarios del estado dicen que todavía debe cumplir un año más.
[Henry Weinstein y Andrew Blankstein] El sábado al mediodía las autoridades californianas volvieron a arrestar a Sara Jane Olson, apenas horas después de que le impidieran abordar el vuelo desde Los Angeles hacia su casa en Minnesota, y dijeron que debe todavía cumplir un año más en la cárcel debido a que cometieron un error de cálculo sobre la fecha de su puesta en libertad.
La ex miembro del radical Ejército Simbionés de Liberación (SLA) había sido dejada en libertad el lunes después de cumplir seis años de cárcel en una cárcel de mujeres de California por su participación en una conspiración para asesinar a agentes de la policía de Los Angeles haciendo estallar sus coches de patrulla en 1975.
Funcionarios del Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California dijeron en una rueda de prensa que se habían equivocado al computar el tiempo que debía cumplir Olson en otro caso en el que se declaró culpable de homicidio en segundo grado tras participar en un asalto a un banco en la zona de Sacramento durante el cual otro militante del SLA mató a un cliente.
"El departamento reconoce la conmoción que ha causado el error en todos los implicados en el caso y lo lamenta sinceramente", dijo Scott Kernan, subsecretario de operaciones en una rueda de prensa el sábado. "El departamento ha iniciado una completa investigación del asunto".
Kiernan calificó el caso de "extremadamente complicado, dado los cambios en las leyes de sentencia que han ocurrido en los últimos treinta años".
Olson debía haber sido sentenciada a catorce años, no doce, por los dos delitos, dijo Kernan. Dijo que los funcionarios del estado habían pasado por alto el asalto al banco. La primera fecha calculada para la liberación de Olson ahora es el 17 de marzo de 2009. Entonces habrá cumplido la mitad de la sentencia a catorce años.
Como la mayoría de las reclusas en California, Olson ha hecho puntos contra su sentencia por su trabajo en la cárcel. Ha participado en el equipo de mantención que barre y asea el patio principal de la Cárcel de Mujeres de California Central en Chowchilla, de acuerdo a funcionarios de la prisión.
Fue conducida a la cárcel en Chino el sábado, pero será trasladada luego a Chowchilla, dijo Kernan.
Cuando las agencias de prensa informaron sobre la libertad de Olson el viernes, funcionarios policiales reaccionaron con estupor y plantearon preguntas sobre su fecha de liberación.
Jon Opsahl, hijo de Myrna Opsahl, la mujer asesinada durante el asalto al banco, llamó a la oficina de fiscal de distrito del condado de Sacramento y dijo que creía que Olson no había cumplido suficiente tiempo.
Funcionarios del departamento de correcciones reconocieron que empezaron entonces una detenida revisión de sus cálculos internos de la sentencia después de recibir preguntas de la oficina del fiscal de distrito del condado de Sacramento y de un periodista de un canal de televisión local, pero negaron que se hubiesen dejado presionar.
Después de que Olson fuera detenida nuevamente, Tim Sands, presidente de asociación Protective League de la policía de Los Angeles emitió una declaración diciendo que "nos sentimos aliviados de que Sara Jane Olson haya vuelto a la cárcel por un año más".
Pero Sands dijo que la organización estaba lejos de "darse por satisfecha. La libertad anticipada no debería ser una opción para terroristas condenados por el asesinato de ciudadanos inocentes y para los que han intentado asesinar a agentes de policía. Cualquiera que trate de matar a policías debería ser condenado a una pena de prisión considerable y cumplirla completamente".
La abogado de Olson, Shawn Chapman Holley, dijo que estaba escandalizado por la nueva detención y afirmó que su cliente fue detenida ilegalmente y ahora está siendo "encarcelada ilegalmente".
Holley dijo que la sorprendió una llamada telefónica de Olson el viernes noche, que le dijo que funcionarios policiales en el Aeropuerto Internacional de Los Angeles "le estaban diciendo que su salvoconducto había sido cancelado y que ellos la escoltarían a casa de su madre en Palmdale".
Después de medianoche, dijo Holley, recibió otra llamada de Olson, diciéndole que había sido llevada a casa de su madre en un convoy policial y que aunque no estaba detenida, funcionarios policiales habían estacionado un coche frente a su casa, diciéndole que la seguirían adonde fuese.
Holley dijo que pensaba presentar un recurso de habeas corpus para obtener la libertad de Olson en los próximos días.
Se burló de la sugerencia de que se hubiese cometido "un error de cálculo".
"Recibimos una orden de la comisión de libertad condicional hace más de un mes informándonos de que Olson sería dejada en libertad el 17 de marzo", dijo Holley.
Mencionó una decisión de la comisión, diciendo que el 12 de octubre de 2007 al comisión había notificado a un juez de la Corte Superior de Los Angeles que "no pensaba imponer" una extensión de un año que había sido recusado por los abogados de Olson. La decisión dice que "la fecha más temprana posible para la liberación de Olson es el 17 de marzo de 2008".
Observando que la decisión había sido tomada hace unos meses, Holley dijo que "la idea de que descubrieron repentinamente un error es falso. Lo que parece que es la verdad es que se están inclinando ante las presiones de la Police Protective League o algunos otros".
Pero Opsahl, hijo de la mujer asesinada, dijo que se sentía "definitivamente contento" de que los funcionarios del departamento de correcciones "descubrieran el error y van a insistir en que cumpla toda la sentencia... No es una amenaza para la sociedad, pero los criminales deben saldar sus deudas con ella".
Olson se cambió el nombre por Kathleen Soliah cuando entró en la clandestinidad después del asalto al banco.
Vivió en Minnesota durante varios años antes de su arresto por cargos relacionados con una conspiración de 1975 para colocar bombas debajo de coches policiales en represalia por un tiroteo en mayo de 1974 con la policía de Los Angeles que costó la vida a seis miembros del SLA.
Olson se casó con el doctor Gerald Peterson, un médico de urgencias. La pareja vivió durante un tiempo en Zimbabue antes de avecindarse en St. Paul, Minnesota. Olson era una tranquila ama de casa y madre de tres hijas en un vecindario de clase alta y actuaba en producciones teatrales locales.
Fue detenida en 1999 después de ser mostrada en el programa de televisión ‘America's Most Wanted'. Su caso debía ser visto el 11 de septiembre de 2001.
Después de los atentados terroristas, llegó a un acuerdo sobre el atentado frustrado, diciendo que temía que no tendría un juicio justo.
Se declaró culpable de dos cargos de posesión de un aparato destructivo con la intención de matar y llegó a un acuerdo en el caso del banco, declarándose culpable de homicidio en segundo grado.
En el caso de homicidio fue condenada a un año. Por los atentados fue sentenciada inicialmente a cinco años y cuatro meses, pero la pena fue extendida a doce años después de que una comisión de la prisión del estado la reclasificara como un delincuente peligrosa.
El profesor de derecho de la Universidad de Santa Clara, Gerald Uelmen, dijo que le resultaba "difícil de imaginar" que los funcionarios del estado hayan cometido un error de cálculo. El director ejecutivo de la Comisión para la Administración Justa de Justicia de California dijo que nunca había oído antes un caso en que un recluso hubiese sido dejado en libertad anticipadamente por error.
Sin embargo, Uelmen dijo que creía que "si ella fue liberada erróneamente, debe ser trasladada a la cárcel para que cumpla su sentencia".
El profesor de derecho de la Universidad del Estado de Ohio, Douglas Berman, que lleva un blog ampliamente leído sobre temas relacionados con las sentencia, dijo que "existe mucho más incertidumbre sobre las formalidades legales de cuando uno tiene derecho a ser dejado en libertad y cómo implementarlo" que en otras áreas del derecho.
"Si estudias el sistema de justicia criminal, encontrarás muchos más errores de los que supondrías", incluyendo a funcionarios de correcciones manteniendo a alguien en prisión más tiempo del debido. "En un caso de menor importancia", dijo, "probablemente nadie se dará cuenta".

henry.weinstein@latimes.com
Joel Rubin contribuyó a este reportaje.

25 de marzo de 2008
23 de marzo de 2008
©los angeles times
cc traducción mQh
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

nicanor -

HOLA MEGUSTARIA SABER INFORMACION DE UN REOQUE ESTA EN LAPRISION DEL ESTADO DE OHIOENMARION GRACIAS ME URGE
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres