Blogia
mQh

el zar de los cafés con pierna


Marcos Silva Ruz es considerado el gran empresario de los café con piernas. Mantiene casi treinta locales y la mayoría de ellos fue diseñado por la mujer que hoy está acusada de contratar un asesino para matar a una persona. Así conoció a José Mario Ruz Rodríguez, primo del empresario de cafés.
[Luis Narváez] Santiago, Chile. No era un crimen pasional. Tampoco un robo. El asesinato del ingeniero comercial Diego Schmidt-Hebbel Neihaus (25 años) fue el final fallido de un plan para asesinar a otra persona. El objetivo era Agustín Molina, padre de la polola del joven, María del Pilar Belén Molina (23). Ni la muchacha ni su novio sabían que una tía, María del Pilar Pérez (52), que vivía a pocos metros de allí, en calle Seminario, la que había urdido una venganza después de considerar que había quedado en una situación de desmedro tras la repartición de propiedades entre su familia.
Todo ocurrió demasiado rápido. Sólo 12 horas después de ocurrido el crimen, la policía detuvo a José Mario Ruz Rodríguez. Y 24 horas después, la policía allanaba el domicilio de la mujer, para detenerla, luego que el sujeto confesara que lo habían contratado para asesinar al padre de la joven. La autora mediata está internada porque intentó suicidarse cuando observó por la televisión que el crimen que ella esperaba se había frustrado y la conexión con ella era inminente. Por ello es que la fiscalía la formalizó como coautora del homicidio del muchacho, en calidad de "autora mediata".

Asesino a Sueldo
La policía dice no tener registros de asesinos a sueldo, también llamados "sicarios". Con los sistemas que existen hoy es posible acceder a información de delincuentes por especialidad como lanzas, asaltantes, etc. La razón de que no exista es que reconocen que el fenómeno del asesinato por encargo no es un fenómeno común en nuestro país, y la historia reciente pareciera dar la razón, porque sólo se recuerdan unos cuatro casos, siendo el homicidio del abogado Rolando Coloma el más emblemático, aún sin resolver.
María del Pilar Pérez López era una mujer de carácter fuerte, irascible y vengativa. Vecinos y la policía dan cuenta de la animosidad que existía entre la vecindad y la mujer. A esto se agrega un caso ocurrido el 2002, cuando la mujer también habría intentado asesinar por encargo a un socio.
¿Pero cómo se generó este último arranque homicida en la mujer? Todo se inició en 2006, cuando José Mario Ruz Rodríguez recibió una oportunidad inmejorable de trabajo: se copropietario de un par de cafés con pierna.
Su primo, Marcos Eugenio Silva Ruz, era un verdadero "padrino" de este rubro, con cadenas de cafés que regaban el centro de Santiago.
Según datos que aparecen en registro públicos, Silva Ruz es el propietario de los conocidos Ikabarú, Licenciada, Kournikova, Ika Online, y varios otros más. Cada uno de ellos mantiene diversos locales atendidos por unas 90 mujeres. Les paga cirugías plásticas, spa y les pasa departamentos para que vivan.
María del Pilar Pérez López, en su calidad de arquitecta, conoció a Silva Ruz y se adjudicó el diseño y planificación de cada uno de los conocidos locales. Ella fue la que diseñó los espacios, dirigió las obras, incluyendo al mismo Ruz Rodríguez, que también figuraban dentro de los obreros que hacían los arreglos.
Los planos presentados en la Dirección de Arquitectura de la Municipalidad de Santiago cuentan con la firma de la mujer, algo vital para la obtención de los permisos para su funcionamiento.
La relación fue muy fluida, cuentan quienes conocieron esta amistad. Varias mujeres que trabajan en los café dijeron a LND que "ella venía para acá, pero siempre con Marcos. Ellos hablaban de los nuevos locales o de reparaciones."

Salvado por una Llamada
Desde Canadá, donde se radicó tras los problemas con Pérez López, Carlos Rafael Felip Imperatore confirmó a LND que el hecho existió. Al teléfono suena afectado por las noticias venidas de Chile y aunque no quiere hablar sobre el tema se da tiempo para indicar que "yo me fui de Chile a raíz de esta situación. Nunca más hablé con esa mujer. La última vez que supe de ella fue en el 2002".
El intento de homicidio quedó al descubierto cuando un sujeto lo contactó para decirle que la mujer lo había contratado para matarlo. Se presentó una denuncia en el 17o Juzgado del Crimen de Santiago, peor el caso fue archivado.
Ambos habían montado, en 1998 una empresa de diseño y construcción. El Diario Oficial consigna que "ambos domiciliados en Seminario No. 95, Providencia, Santiago, constituyeron sociedad de responsabilidad limitada ‘Felip & Pérez Asociados y Compañía Limitada’, pudiendo usar siguiente nombre fantasía: FELIP & PEREZ ASOCIADOS LTDA."

9 de noviembre de 2008
©la nación 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres