Blogia
mQh

rebajan pena a chacal pinochetista


Detención y desaparición de cuatro campesinos en Canteras. Suprema rebaja sentencia a suboficial (r) Carabineros por caso de derechos humanos.
Los Ángeles, Chile. El caso se tramitó en el Tercer Juzgado del Crimen de Los Ángeles, a cargo del magistrado Carlos Muñoz, y fue el primero en la zona donde hubo sentencia condenatoria en contra de autores de violaciones a los derechos humanos.
La Corte Suprema rebajó de 10 a cuatro años la sentencia en contra del suboficial de Carabineros (r) Óscar Medina, encontrado culpable del delito de secuestro calificado de cuatro campesinos de la localidad de las Canteras, comuna de Quilleco, días después de golpe de estado de 1973, quienes después fueron hechos desaparecer.
La decisión del máximo tribunal, que revocó una decisión anterior de la Corte de Apelaciones, implica que el ex uniformado tendrá el beneficio de la libertad vigilada gracias también a un informe favorable de Gendarmería de Chile.
El caso se tramitó en el Tercer Juzgado del Crimen de Los Ángeles, a cargo del magistrado Carlos Muñoz, y fue el primero en la zona donde hubo sentencia condenatoria en contra de autores de violaciones a los derechos humanos.
De acuerdo a los antecedentes, el 17 de septiembre de 1973, los obreros agrícolas Nelson Almendras Almendras, José Ricardo López López, Juan de la Cruz Briones Pérez y Victoriano Lagos Lagos fueron detenidos por una patrulla de Carabineros a cargo del sargento 1º Óscar Humberto Medina, jefe del retén "El Alamo".
El operativo se inició en horas de la mañana con la aprehensión de José López, en la hacienda Las Canteras. Luego, el grupo - que se movilizaba en una camioneta verde del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) - detuvo a Juan Briones, de 28 años.
La lista terminó con Nelson Almendras, 22 años, quien también fue detenido en Las Canteras. Si bien la patrulla que los detuvo pertenecía al retén "El Alamo", lo cierto es que las víctimas nunca llegaron allí. Versiones de testigos señalan haber visto la camioneta verde con las víctimas en el piso, dirigirse camino a Tucapel. Una hora después, el móvil regresó sin los detenidos. La lista de víctimas se completó el 1 de octubre con la detención de José Abraham Hernández Hernández, 51 años, cuyo paradero también se desconoce hasta hoy.
Como autor del delito de secuestro calificado de estas cinco personas fue encausado el sargento en retiro, Óscar Medina, mientras que como autores del delito de encubrimientos, a los carabineros Osvaldo Álvarez Melo y Carlos Espinosa Silva. Otros dos ex funcionarios que integraron la patrulla en esa época, ya fallecieron.
Aunque el tribunal angelino se declaró incompetente y traspasó los antecedentes a la fiscalía militar, que sobreseyó el caso por falta de antecedentes, la defensa de las víctimas presentó un recurso de casación ante la Corte Suprema la que el 31 de enero de 2003 ordenó que la causa retornara a la justicia del crimen y, además, dispuso una serie de diligencias hasta dictar sentencia en contra de los ex uniformados.

17 de diciembre de 2008
©la tribuna 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres