Blogia
mQh

murió erich segal


Autor de ‘Love Story’. La primera novela del profesor de la Universidad de Yale se convirtió en todo un fenómeno de la cultura pop.
[Elaine Woo] Falleció el domingo, en Londres, Erich Segal, un profesor de literatura clásica en la Universidad de Yale cuya primera novela, la sensiblera ‘Love Story’, se convirtió en todo un fenómeno de cultura pop, llegando a vender más de veinte millones de ejemplares en tres docenas de idiomas y generando un icónico estribillo de los años setenta. Tenía 72 años.
Segal sufría del mal de Parkinson y murió de un ataque al corazón, informó su hija Francesca Segal a la Associated Press.
"¿Qué puedes decir sobre la muerte de una niña de veinticinco años?", escribió Segal en el primer renglón de la novela de 1970 sobre unos amantes desafortunados, que se convertiría en un éxito de taquilla con la película del mismo año con Ali McGraw y Ryan O’Neal. La frase más famosa, dicha temprano en la película por el personaje de McGraw y más tarde también por el personaje de O’Neal, fue: "Amor quiere decir no tener que decir nunca que lo lamentas".
El sentimental romance provocó valles de lágrimas y convirtió a su autor en una sensación prácticamente de un día para otro. Su éxito desencadenó "un egoísmo que linda con la megalomanía", como dijo Segal sobre sí mismo, que contribuyó a provocar una violenta reacción: le quitaron su cátedra en Yale y ‘Love Story’ fue retirada de la lista de nominados al Premio Nacional del Libro después de que el jurado de narrativa amenazara con renunciar.
"Es un libro banal que simplemente no es literatura", dijo el novelista galardonado con el Premio Pulitzer y miembro del jurado, William Styron.
El Premio Nacional del Libro [National Book Award] para ficción ese año le fue otorgado a Saul Bellow, por su ‘El planeta de Mr. Sammler’s’ [Mr. Sammler’s Planet].
Sin embargo, Segal siguió escribiendo y operando en dos planos. Escribió ocho libros de ficción más, entre ellos ‘Oliver’s Story’ (1977), ‘The Class’ (1985) y ‘Doctors’ (1987). También escribió los libros académicos ‘Roman Laughter: The Comedy of Plautus’ (1987) y ‘The Death of Comedy’ (2001).
Segal enseñó en la Universidad de Princeton, el Dartmouth College y la Universidad Brown y fue investigador visitante del Wolfson College de la Universidad de Oxford.

Hijo de un rabí, Segal nació en Brooklyn, Nueva York, el 16 de junio de 1937.
De acuerdo a un ensayo de su hija en la revista Granta, su temprana infancia fue algo solitaria: durante los primeros seis años de su vida vivió con su abuela enferma y su abuelo porque en el edificio de departamentos donde vivían sus padres no se permitían niños.
Dejado al cuidado de niñeras, escribía y representaba sus propias piezas de teatro, las que, escribió Francesca Segal, "servían el doble propósito de crear un reparto de personajes que le preocupaban, y de hacer que el reparto de su propia vida se preocupara más de él".
Su padre quería que estudiara para rabí, pero Segal tenía otros planes. Estudió en Harvard y se graduó en 1958 con los honores de poeta clásico y orador en latín.
Mientras terminaba su doctorado en Harvard, enseñó en Yale en 1964, sacó su doctorado en 1965 y para 1968 se había convertido en profesor de literatura clásica y comparada.
Como una descarga al escapar del pesado mundo académico, escribió, con Joe Raposo, una comedia musical titulada ‘Sing, Muse!’, que se estiró durante 39 funciones. Las reseñas sobre Segal llamaron la atención de un agente, que lo ayudó a asegurarse proyectos de cine.
Segal co-escribió el guión de la película de los Beatles, ‘El submarino amarillo’ (1968), que realizó un sueño de infancia de llegar a trabajar como guionista en Hollywood. Segal terminó volando a menudo entre Londres y Hollywood y codeándose con John Lennon.
Escribió ‘Love Story’ como guión, aunque su agente le convenció de que lo convirtiera en una novela. En los primeros doce meses la novela tuvo veintiuna ediciones en tapa dura y la primera edición en libro en rústica, con un tiraje de 4.3 millones de ejemplares, fue el encargo de impresión más grande en la historia de las editoriales.
Con sólo 212 páginas, ‘Love Story’ gira en torno a la atracción entre Oliver, un aristócrata jugador de hockey de Harvard, y Jenny, una chica de clase obrera de Radcliffe que finalmente muere debido a una misteriosa enfermedad.
Tocó una cuerda que los críticos tuvieron dificultades para descifrar. Nora Ephron, en Esquire, dijo que la abrumadora popularidad del libro era "un misterio". Pero el casto romance (no incluía escenas de sexo explícito) causó un enorme interés en una cultura que había perdido su norte en una ola de protestas estudiantiles, marchas por los derechos civiles, asesinatos, revoluciones sexuales y experimentos con drogas.
Segal mismo puede haber ofrecido la mejor explicación de su éxito. En una entrevista en 1970 con la revista Time, dijo: "Es terriblemente breve. Es declaradamente romántica. Pero antes del final me puse a llorar y llorar y llorar durante 45 minutos. Luego me lavé la cara y terminé el libro".
El autor se convirtió en el favorito de los programas de entrevistas. Apareció cuatro veces en cuatro semanas en el ‘Tonight Show’ de Johnny Carson. Respondió encantado al clamor por entrevistas, ofreciendo declaraciones que luego tuvo que lamentar. Se fanfarroneó sobre su popularidad con los estudiantes, llamándose a sí mismo "una especie de héroe popular en Yale". Se comparó a sí mismo con Shakespeare y F. Scott Fitzgerald.
Su frase "no tener que decir nunca que lo lamentas" fue tan prontamente absorbida en los escalones más bajos de la cultura que inspiró otras frases, como una tintorería de Santa Bárbara que anuncia sus servicios con un letrero que dice: "Traernos tu ropa quiere decir no tener que decir nunca que estás sucio".
Incluso O’Neal, cuya fortuna había aumentado con la película ‘Love Story’, se burló de esta en la comedia de 1972, ‘¿Qué me pasa, doctor?’ [What’s Up, Doc?], con Barbra Streisand. Cuando su personaje repite la famosa frase, su personaje responde: "Esa es la cosa más tonta que he oído nunca".
Uno de los escasos defensores de Segal fue el novelista Kurt Vonnegut, que dijo ante una audiencia de Harvard, que rechazar ‘Love Story’ era como "criticar a un palo de chocolate".
Después de que le negaran una cátedra en Yale, Segal se mudó a Europa. Se casó con una editora inglesa, Karen James, en 1975, la que lo sobrevive, junto con sus dos hijas.
Segal se hizo más cauto con la fama, prefiriendo vivir en Londres durante la mayor parte de tres décadas. Su famosa primera novela, dijo al Times hace algunos años, "me descolocó. Me arruinó totalmente..."
"Pero no voy a decir que lo lamento".

27 de enero de 2010
20 de enero de 2010
©los angeles times 
©traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres