Blogia
mQh
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

bicentenario de andersen


Con motivo del bicentenario lanzan una nueva traducción de sus relatos completos en cuatro tomos ilustrados. Recuperan los cuentos originales de Andersen a 200 años de su natalicio. El próximo 2 de abril el autor de ‘El patito feo' y ‘La sirenita' será celebrado con una gran fiesta en Dinamarca.
En octubre pasado, en el castillo de Rosemborg de Dinamarca, Isabel Allende fue nombrada embajadora oficial del Año Andersen. En su discurso la escritora afirmó que "cada vez que una historia se cuenta, vuelve a cobrar vida con el mismo encanto de la primera vez. Y eso, exactamente, consiguen los cuentos de Andersen: encantarnos cada vez que los oímos".
Nacido en Odense en 1805, Hans Christian Andersen es autor de algunos de los cuentos más célebres de la literatura universal, desde ‘El patito feo', ‘La sirenita' y ‘La vendedora de fósforos' hasta ‘La reina de las nieves', ‘El traje nuevo del emperador', ‘El soldadito de plomo' y ‘El sastrecillo valiente'.
El próximo 2 de abril el escritor cumpliría 200 años y el aniversario será conmemorado en su país y el mundo.
Durante el año del bicentenario, su obra será ampliamente difundida. "Sus cuentos son para todas las edades. Para ser leídos por un adulto a un niño que aún no sabe leer, o para ser leídos por un niño ya lector", afirma Antonio Ventura, director del sello español Anaya.
La editorial acaba de lanzar los ‘Cuentos Completos de Andersen', en una nueva traducción que corrige las versiones suavizadas y las adaptaciones de Disney. "Los cuentos de Andersen nacen de la necesidad interior de un hombre de contar una historia verdadera y contienen la pasión de la verdad. Las versiones de Disney son una traición a esa verdad, y, consecuentemente, una mentira", añade.
La nueva traducción ha sido publicada en cuatro tomos de tapa dura, ilustrados a todo color y con apéndices sobre su vida. En abril, además, lanzarán seis cuentos por separado, en pequeño formato e ilustrados.

Sangre Azul
La vida de H.C. Andersen encaja en el típico molde del cuento de hadas: el hijo de un zapatero y una lavandera que por su propio esfuerzo se convirtió en un gran escritor y llegó a integrar la corte del rey Christian VIII.
A la muerte del monarca, en 1848, Andersen cayó en una profunda depresión. Su amiga Henriette Wulff le escribió ese año: "¡Usted ha descubierto que es el niño del príncipe que hablamos el otro día y lo siente demasiado! Pero yo deseo que no, porque si Ud. desciende de todos los reyes del mundo, yo no podría ser más admiradora suya".
La posibilidad de que Andersen haya sido el hijo bastardo del rey entusiasma a algunos investigadores y provoca el rechazo de otros, que lo consideran chismografía.
La tesis es que Andersen fue el hijo ilegítimo del príncipe Christian y la condesa Elise Ahlefeldt-Laurvig, en cuyos dominios trabajaba el matrimonio del zapatero y la lavandera a quienes fue entregado. De otro modo, argumentan los defensores de esta idea, cómo logró llegar a ser quien fue si el padre zapatero murió cuando Hans Christian tenía 11 años, su madre era una lavandera alcohólica y su tía, regenta de un burdel. Cómo, pese a todo, fue mimado como un noble.
Es la historia, dicen, de ‘El patito feo': ave que los cisnes desprecian, pero que procede de una especie tan refinada como la de ellos.

28 de enero de 2005
30 de enero de 2005
©tercera

0 comentarios