Blogia
mQh

despiden a general insolentado


Cae un general por oponerse al plan de derechos humanos de Lula. Jefe del Departamento General de Personal del Ejército fue despedido por distribuir en internet una carta en la que afirmó que grupo que investigará crímenes de la dictadura sería formado por "fanáticos", llamándolo "Comisión de la Calumnia".
Brasil. La jefa del gabinete y candidata presidencial del oficialismo para las elecciones de octubre, Dilma Rousseff, será la encargada de defender el proyecto más importante del presidente Lula.
El Plan Nacional de Derechos Humanos sigue sacando chispas entre el gobierno brasileño y las Fuerzas Armadas. Ayer las críticas al tema le costaron el despido sumario a un general.
El Plan Nacional de Derechos Humanos, un amplio grupo de iniciativas propuestas por el gobierno tras realizar consultas con la sociedad civil, fue aprobado a fines de diciembre por el Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, para quien se ha transformado en un proyecto emblemático con el que quiere cerrar con broche de oro su segundo gobierno este año.
Inmediatamente se llevó elogios de defensores de los derechos humanos, pero fuertes críticas de la Iglesia Católica, la oposición política y, por su puesto, de las Fuerzas Armadas. Y es que el proyecto incluye la conformación de una comisión de la verdad para investigar las violaciones de los derechos humanos durante la dictadura (1964-1985).
Varios han sido los militares hasta ahora que han criticado el plan, pero el general Maynard Marques de Santa Rosa, jefe del Departamento General de Personal del Ejército, fue más allá. Distribuyó una carta pública en la que afirmó que la comisión sería formada por "fanáticos" y sería apenas "una Comisión de la Calumnia".
Se trata de una referencia a la jefa del gabinete ministerial y candidata presidencial del oficialismo para las elecciones de octubre, Dilma Rousseff (cuyo gabinete coordinó la elaboración del plan), y del ministro de Informaciones, el ex periodista Franklin Martins, dos ex militantes de izquierda que pasaron a la lucha armada en la década de 1970 en su enfrentamiento al régimen militar.
"Pedí al Presidente de la República el despido de Santa Rosa (un general de cuatro estrellas y miembro del alto comando del Ejército) y su puesta a disposición del Ejército. El caso está cerrado", confirmó ayer el ministro de Justicia, Nelson Jobim con tono severo.
El ministro aclaró que el propio comandante del Ejército, general Enzo Martins Peri, confirmó que el escrito que circula en internet es de autoría de Marques de Santa Rosa.
La asesoría de prensa del Ejército aclaró que la nota es una carta personal que el general le envió a un amigo y que no puede ser interpretada como una posición oficial de la institución.
La criticas de los militares obligaron al gobierno brasileño a incluir en las investigaciones de la Comisión de la Verdad eventuales crímenes de las guerrillas opositoras a la dictadura.

Defensa ante el Senado
En tanto, la propia ministra Rousseff tendrá que defender el proyecto en el Senado cuya comisión de Constitución y Justicia del Senado la convocó a declarar.
Los senadores quieren interrogar a Rousseff sobre los detalles del plan.
Además de candidata ungida por el propio Mandatario, los senadores convocaron al presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Gilmar Mendes, para hablar sobre la legalidad de las propuestas contenidas en el plan.
La legalidad del proyecto no sólo ha sido cuestionada por los militares que temen termine por derogar la Ley de Amnistía de 1979, actualmente vigente, sino que la Iglesia denuncia que el plan apoyaría el aborto. Asimismo, sectores del agro creen que impulsa a los sin tierra en detrimento del agronegocio, y medios de prensa consideran que atacará la libertad de expresión.

11 de febrero de 2010
©la nación 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres