Blogia
mQh

la despachada de mancuso


En juicio a Noguera.
Colombia. El ex jefe paramilitar volvió a decir que el hoy candidato presidencial, Juan Manuel Santos, le propuso a Carlos Castaño dar un golpe de estado al presidente Samper. También que Francisco Santos les sugirió crear el Bloque Capital.
Salvatore Mancuso ya había hecho acusaciones contra Juan Manuel y Francisco Santos. En la audiencia del juicio a Jorge Noguera volvió a hablar de ellos y también de supuestos vínculos de las autoridades con los ’paras’.
Mancuso habla de los nexos de los paramilitares con funcionarios de la Fiscalía, del DAS, de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional.
Mancuso relata la relación de los paramilitares con el DAS, con José Miguel Narváez y Jorge Noguera.
Mancuso habla de la colaboración de los ex directores nacionales (en especial de Jorge Noguera) y seccionales del DAS con los paramilitares.
Mancuso revela nombres de oficiales de Ejército y Policía que colaboraron con información de inteligencia para los paramilitares. Habla también del tipo de operaciones militares y de los resultados de éstas en coordinación con Fuerza Pública y DAS. Habla también de los vínculos de ’Jorge 40’ y el Bloque Norte de las AUC con el DAS.
Mancuso habla de la relación de los ’paras’ con la firma de seguridad ’Control Total’, con José Miguel Narváez, y con el vicepresidente Francisco Santos.
El ex jefe paramilitar habló de la complicidad de miembros de las Fuerzas Armadas con las Auc.
El ex jefe paramilitar aseguró que miembros del Ejército, el Das, y la Fiscalía colaboraron con las Auc. Además de Francisco y Juan Manuel Santos, Mancuso también salpicó el ex subdirector del DAS Miguel Narváez, al general (r) Iván Ramírez, al embajador en República Dominicana y general (r) Mario Montoya, entre otros personajes de la vida pública.
Entre los militares que colaboraban con los paramilitares Mancuso salpicó al ex comandante de la Primera División del Ejército, general en retiro Iván Ramírez, el general Antonio Gómez Méndez y el teniente coronel Marco Antonio Pedreros. Mencionó además a varios funcionarios de la Fiscalía y del mismo DAS que coordinaron operaciones militares con los paramilitares en Córdoba y en la zona de frontera con Venezuela, en especial en Cúcuta.
En el caso del DAS, el ex jefe paramilitar habló de dos de sus cabecillas, alias ’Felipe’ y alias ’Andrés’, enlace "directo" con el DAS y quiénes recibían información de inteligencia del organismo durante la administración de Jorge Noguera y José Miguel de Narváez. Mancuso hizo referencia especial a una ocasión en que se recibió información del DAS para dar de baja a dos presuntos colaboradores de la guerrilla en Córdoba.
En esta ocasión, Mancuso ratificó muchas declaraciones que hizo en las versiones libres de Justicia y Paz antes de ser extraditado en mayo de 2008. VerdadAbierta.com, con la colaboración del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, publica la totalidad del testimonio del paramilitar.
Esta no es la primera vez que el extraditado paramilitar menciona a Juan Manuel Santos. El 21 de mayo de 2007, Mancuso dijo lo mismo sobre el hoy candidato presidencial.
En esa versión libre, una de las primeras que daba en el Centro La Alpujarra de Medellín, Mancuso aseveró que el entonces titular de la cartera de Defensa, en alguna oportunidad, buscó a Carlos Castaño y le pidió respaldo para un acuerdo que pretendía derrocar de la Presidencia a Ernesto Samper Pizano. El ex Ministro de Defensa advirtió esa vez que nunca ha conspirado contra nadie, y que en la crisis que se vivió en Colombia durante el gobierno Samper, siempre fue partidario de que cualquier salida política debía ser concertada con el entonces primer mandatario.
También aseguró que el Vicepresidente se reunió varias veces con los ex jefes de las AUC. "Me sorprendí porque lo noté identificado con la causa y porque le dijo a (Carlos) Castaño que le gustaba el modelo (paramilitar) de Córdoba y que le gustaría que se repitiera en Bogotá". En uno de esos encuentros, añadió Mancuso, "Castaño le propuso a Santos que comandara el Bloque Capital, pero se negó diciendo que no sabía de esas vainas". El Vicepresidente se defendió de tan delicados cargos con un mensaje al Fiscal General de la Nación: "Investígueme, por favor".
En esta ocasión, ante la Corte Suprema de Justicia, reiteró que durante la misma época el hoy vicepresidente, Francisco Santos, le propuso la creación de un bloque paramilitar de carácter urbano, con operaciones en Bogotá.
En este mismo sentido, en un libro publicado por VerdadAbierta.com, el también ex jefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo alias ’Jorge 40’ señaló que se reunió con Francisco Santos en al menos dos oportunidades.
’40’ sostiene que en un Festival Vallenato de 1997, Santos le pidió que lo llevara a donde Mancuso, a quien saludó de abrazos y lo llamó "Monito". Describe luego, una contorsionada propuesta que les presentó Santos. Supuestamente el periodista, fundador de la ong dedicada a auxiliar a las víctimas de secuestro, País Libre,  les dijo que liberaran a un secuestrado para "arrancar con pie firme en Valledupar", y "que así lograría matar tres pájaros de un solo tiro: la liberación de una persona y la tranquilidad de la familia, el posicionamiento de País Libre en la región y hablaría de la voluntad de  Paz de las Autodefensas".
Lo que no cuadra con esta versión es que País Libre fue fundado en 1991, ya era ampliamente conocido en el país y no tenía necesidad alguna de hacer semejantes alianzas para posicionarse en Cesar o en otra región.  Asegura ’40’ que después de que verificaron que el secuestrado en cuestión había sido asesinado por los paramilitares y no podían acceder a la petición de Santos, éste se despidió y "él les deseó a los comandantes éxitos en su guerra y prudencia en las acciones".
Después cuenta ‘Jorge 40’ que Castaño lo envió en agosto de 1997 a Bogotá a llevarle una razón a  Santos y describe el supuesto encuentro que tuvo con él en el restaurante Carbón de Palo en Bogotá, del que ya se ha hablado. La razón que da el ex jefe paramilitar era la siguiente: "Que, por ser la capital de la República, no podía mandar una fuerza con cualquier comandante al frente; que estaba buscando la persona ideal; que ya tenía lista la tropa y apenas tuviera el hombre indicado entraría a operar en la Capital y en el Departamento".
Francisco Santos declaró ante la Fiscalía y los medios que sí se reunió con Mancuso y ‘Jorge 40’, pero que los encuentros fueron en desarrollo de su labor como presidente de la Fundación País Libre, pues en efecto los paramilitares habían secuestrado a personas en Cesar y otras regiones;  y como jefe de redacción de El Tiempo en entrevistas periodísticas.
En su declaración, desde Estados Unidos, Mancuso también reiteró su versión de que el ex director del DAS, José Miguel Narváez, visitaba los campamentos de los grupos paramilitares para adoctrinar políticamente a sus combatientes, en momentos en que oficiaba como asesor del Ministerio de Defensa.
Añadió que era él quien determinaba qué tipo de personalidades perseguir por su cercanía ideológica con los grupos guerrilleros.
Precisó que sin la colaboración del DAS, el Ejército Nacional y la Policía Nacional, habría sido imposible que los paramilitares de la región Caribe obtuvieran un crecimiento como el que alcanzaron finalmente.
El 25 de febrero de 2009, en una versión libre desde Estados Unidos, el ex jefe paramilitar aseguró que José Miguel Narváez, quien fue subdirector del DAS, dictó clases a miembros de las autodefensas sobre lucha anticomunista en varias oportunidades.
Esta no es la primera vez que ex paramilitares mencionan el nombre de Narváez y sus presuntos nexos con paramilitares. En junio de 2008, alias ’El Iguano’ también había hecho referencia a las clases que impartió Narváez a paramilitares en campamentos del Sur de Bolìvar y Córdoba, coincidiendo con el relato de Mancuso.
Mancuso aseguró que entre 1998 y 2002, Narváez, que para ese entonces se desempeñaba como profesor de la Escuela Superior de Guerra, dictó una cátedra llamada "¿Por qué es licito matar comunistas en Colombia?" a un grupo de paramilitares entre los que se encontraban él y Carlos Castaño.
El ex jefe paramilitar aseguró al despacho octavo de la Unidad de Justicia y Paz, que se reunió en más de cinco ocasiones con Narváez en las fincas "Veintiuno" y "Quince" de las autodefensas en Urabá, entre los años 1998 y 2002. "El hombre encargado de difundir los ideales de la democracia y la paz a los mayores de Colombia, se reunió en varias ocasiones con Carlos Castaño y conmigo para enseñarnos a combatir a los comunistas", dijo.
El contenido de las presuntas cátedras iba orientado a justificar el exterminio de sectores sociales involucrados con la guerrilla, entre ellos, hacía énfasis en sindicatos, políticos activos y miembros desmovilizados de la guerrilla. Dentro del grupo de personas estudiadas en la clase figuraba Wilson Borja, quien fue declarado como objetivo militar por parte de las AUC. Borja fue víctima de un atentado el 15 de diciembre de 2000, por los que fueron responsabilizados militares en complicidad con paramilitares.
Según Mancuso, Narváez tenía influencia sobre Carlos Castaño, pero que el jefe paramilitar tenía reservas sobre el ex subdirector del DAS y sus conceptos porque le parecían demasiado radicales: "Cree que todos son guerrilleros", le dijo.
A lo largo de su versión Libre, Mancuso aceptó haber recibido de manos de Carlos Castaño una lista con los nombres de varias personalidades nacionales que debían ser asesinadas por sus presuntos nexos con la guerrilla. En el listado figuraban los nombres de Álvaro Leiva Durán, Wilson Borja, Gustavo Petro, Piedad Córdoba y un ex parlamentario de Arauca de quien no supo referir el nombre: "Puede ser Octavio Sarmiento o Luis Alfredo Colmenares, tal vez, las autodefensas mataron a los dos", aseguró.

23 de abril de 2010
21 de abril de 2010
©verdad abierta
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres