Blogia
mQh

asesinan a juez moscovita


El juez llevaba casos de crímenes por odio.
[Ellen Barry] Moscú, Rusia. Un breve fragmento de audio en una página web ultranacionalista fue suficiente para provocar una acalorada discusión en la sala de un tribunal moscovita a principios de año, cuando un juez federal retó a un adolescente skinhead a justificar el asesinato de inmigrantes elegidos al azar en las calles de la ciudad.
Ivan Strelnikov: "Vienen acá y no pueden encontrar trabajo. No tienen trabajo. No hay nada que hacer. Cometen delitos. Le roban a los rusos de a pie y violan a las chiquillas".
El juez Eduard Chuvashov: "¿Usted les conoce personalmente? ¿Les conoce?"
Mr. Strelnikov: "Tienen esa mentalidad".
El juez Chuvashov: "Los rusos también tienen esa mentalidad, que a veces tienen que ser colgados, esos que se marchan al extranjero".
Galina V. Kozhevnikova, subdirector del Sova Center, una organización moscovita que estudia las organizaciones racistas, recordó su temor cuando encontró el clip, titulado ‘El juez Chuvashov llama a asesinar a rusos’, y leyó las amenazas de muerte que seguían. Informó a la policía y rogó que no pasara nada.
Pero el lunes, el juez Chuvashov, 47, fue asesinado a balazos en la escalera del edificio de apartamentos donde vivía en el centro de Moscú a eso de las nueve de la mañana, en un homicidio que la policía dijo que probablemente estaba conectado con su trabajo en casos de asesinatos por odio. El asesino, que usó un silenciador y llevaba una gorra de béisbol, fue captado por una cámara de vigilancia entrando y saliendo del edificio.
Los vecinos dijeron a periodistas que el juez no hablaba nunca sobre su trabajo y no había mostrado signos de ansiedad. El presidente Dmitri A. Medvedev juró que "se hará todo lo que sea necesario para castigar a los organizadores y perpetradores de este cruel asesinato".
En febrero, el juez Chuvashov dictó sentencias que van de los seis a veintitrés años de cárcel para un grupo de jóvenes -los llamados Lobos Blancos-, que fueron acusados de asesinar a gente de piel morena elegidos al azar, a menudo filmando los ataques con sus celulares y subiendo luego los videos a la red. Strelnikov, 17, al que se oye cuando es interrogado en clip, recibió una sentencia de seis años y medio. Otres tres acusados fueron absueltos.
La semana pasada, el juez Chuvashov revisó las sentencias en el juicio de una banda conocida como Rhyno, que robaban a trabajadores inmigrados, y ratificó dos sentencias a diez años y aumentó una tercera, de veinte a veintidós años.
El juez Chuvashov había sido amenazado repetidas veces, tanto oralmente como en páginas web ultranacionalistas, pero había rechazado tener guardaespaldas diciendo que se sentía protegido por la ley, dijo un agente de policía a la agencia de noticias Interfax.
El funcionario dijo que el asesinato guardaba un asombroso parecido con los asesinatos, en enero de 2009, de Stanislav Markelov, un abogado que había defendido a víctimas de delitos por odio, y un joven periodista que caminaba detrás de él, Anastasia Baburova. Un hombre con vínculos con organizaciones nacionalistas violentas confesó en noviembre, diciendo que había asesinado a Markelov en venganza.
La noticia del asesinato del juez Chuvashov consternó a sus colegas, dijo Boris V. Udov, un juez que trabajó durante diez años con el juez Chuvashov, en el Tribunal de Distrito Gagarinsky, en Moscú.
"Era un hombre honesto, decente, valiente y calificado. Eso es lo que yo diría sobre mi colega", dijo.
Los grupos nacionalistas proliferaron en Rusia después del derrumbe de la Unión Soviética y organizaciones disidentes empezaron a fanfarronear sobre el asesinato de inmigrantes no-eslavos. Después de una campaña de represión, esos asesinatos han descendido. La Oficina para Derechos Humanos de Moscú informó sobre 74 asesinatos motivados racialmente en 2009, en comparación con los 120 de 2008. Pero el asesinato a tiros de Markelov y Baburova identifica a los nuevos blancos: abogados, periodistas y otros profesionales que protegen los derechos de las minorías.
Kozhevnikova dijo que los llamados online al asesinato de un juez eran casi desconocidos.
Artyom A. Tumishev, un abogado que representaba a Artur Rhyno, cuyo caso llegó al juez la semana pasada, dijo que era "absurdo" relacionar el asesinato del juez con su cliente. Tumishev dijo que Rhyno recibió la sentencia máxima de diez años durante un juicio separado el año pasado, de modo que el juez Chuvashov no podía aumentarla, "aunque quisiera".
Dmitri Agranovsky, que defendió a los miembros de los Lobos Blancos y la banda de Rhyno, dijo que no había motivos para relacionar el asesinato del juez con ninguno de los dos juicios. Varios acusados en el caso de los Lobos Blancos fueron absueltos, y el juez Chuvashov tuvo poca influencia en las sentencias de los acusados de Rhyno, dijo.
"Estoy consternado, y lo lamento mucho por Chuvashov", dijo a Interfax, Agranovsky. "Se suponía que debía verlo hoy para recoger una copia del fallo".

28 de abril de 2010
13 de abril de 2010
©new york times 
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres