Blogia
mQh

murió craig kauffman


Artista que captó el ethos de Los Ángeles. Sus piezas de plástico para pared reflejaban el sol de California del Sur y la cultura de los coches.
[Suzanne Muchnic] Murió el sábado en su casa en Filipinas el artista Craig Kauffman, animador del mundo del arte de Los Ángeles a fines de los años cincuenta y principio de los sesenta que captó la atención nacional con piezas de plástico para pared que reflejaban el sol de California del Sur y la cultura de los coches. Tenía 78 años.
Kauffman tuvo un derrame cerebral hace unos dos meses, dijo el marchante Frank Lloyd, que representa al artista. Kauffman asistió a la inauguración a principios de abril de su exhibición más reciente en la galería Lloyd en Santa Mónica, pero su estado empeoró tras su retorno a Filipinas. Falleció por complicaciones de una neumonía, dijo Lloyd.

Un pensador independiente cuya obra es descrita a menudo en términos de curvas voluptuosas y superficies sensuales, Kauffman trabajaba en un territorio estético definido por él mismo que ha sido considerado como una tendencia seductora del minimalismo o como una versión abstracta del Arte Pop. Y él dejó su marca pronto, como parte de un grupo original de artistas de la Galería Ferus, un escaparate vanguardista en La Ciénaga Boulevar fundado por el artista Edward Kienholz y el curador Walter Hopps.
"Craig era un tipo muy inteligente", dijo el pintor Ed Moses, colega de Ferus y amigo de toda la vida. "Había viajado. Sabía todo sobre la Escuela de Nueva York y lo que estaba pasando en Europa. Era muy agudo. Todos aprendimos de él".
Stephanie Barron, curadora de arte moderno en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA), considera a Kauffman "una figura seminal en la evolución del mundo del arte de Los Ángeles", cuyas "distintivas, luminosas esculturas de relieve ayudaron a definir una era en nuestra historia del arte".
También produjo muchas pinturas y dibujos abstractos, pero las piezas de plástico hechas con moldes al vacío fueron sus trabajos característicos, dijo Barron, para agregar que son en parte responsables de un renovado interés en el desarrollo del arte de Los Ángeles.
Uno de esos trabajos, un relieve rosado y amarillo de 1967 en la colección de LACMA, estuvo en las noticias en 2006. Parte de ‘Los Angeles: Birth of an Art Capital, 1955-1985’, una exposición muy publicitada en el Centro Pompidou en París, cayó misteriosamente de la pared y se hizo trizas. La tecnología y la pintura han cambiado considerablemente en 39 años. Pero con ayuda de especialistas y dinero del Pompidou, Kauffman hizo una nueva versión -"‘Relieve para pared, sin título’ [Untitled Wall Relief], vaciado por el artista sobre la base del ‘Relieve para pared, sin título, 1967’, 2008"- para el museo de Los Ángeles.
"No es un milagro", dijo el artista después de terminar el complicado proyecto. "Pero tuve suerte". Con colores más intensos que el original, el nuevo relieve tiene además otro sistema de montaje. "Diseñamos un sistema que es muy resistente", dijo Kauffman. "Este no se va a caer de la pared".

Nacido en Los Ángeles el 31 de marzo de 1932, el artista era hijo del juez del Tribunal Superior del condado de Los Ángeles, Kurtz Kauffman. Conoció a Hopps, el futuro curador, cuando eran compañeros de estudios en la Escuela Secundaria Eagle Rock. Kauffman estudió en la Facultad de Arquitectura de la USC en 1950, trasladándose a la UCLA en 1952, donde obtuvo su licenciatura en bellas artes en 1956.
El artista Larry Bell, otro compatriota de Ferus, dijo que Kauffman era "un tipo sofisticado muy erudito que sabía un montón sobre pinturas y pintores". Egocéntrico y solitario, "tenía un modo disciplinado de trabajar", dijo Bell. "Exigía un cierto tipo de perfección en las cosas, sea pinturas o plásticos, que fueran inequívocamente lo que eran".
Aunque sus amigos lo recuerdan como mucho más interesado en su trabajo que en hacer carrera, empezó a mostrar sus pinturas cuando era adolescente y acumuló una larga lista de exposiciones en importantes galerías y museos en Estados Unidos y Europa. Su primera exposición individual la albergó la Galería Felix Landau en Los Ángeles en 1953, y fue parte de la exposición inaugural de Ferus en 1957.
El Museo de Arte Contemporáneo en La Jolla presentó una exposición retrospectiva de su obra en 1981, y se hizo con un prominente espacio en instituciones como el Museo Whitney de Arte Americano en Nueva York, el Museo de Arte Moderno de San Francisco y el Museo de Arte Contemporáneo en Chicago. También enseñó arte en la Universidad de California en Irvine desde fines de los años sesenta a principio de los noventa.
Como algunos de sus colegas artistas, Kauffman experimentó con instalaciones de luz a fines de los sesenta, pero sabía que su fuerte estaba en la pintura y en el dibujo, dijo Jay Belloli, director de programas de galería en el Centro Armory para las Artes, en Pasadena, que organizó una retrospectiva de sus dibujos allá en 2008. Sin embargo, Kauffman trabajó con técnicas y materiales inusuales durante toda su carrera.
Su frustración con la fragilidad del cristal lo llevó a los plásticos, y a menudo pintó sobre seda antes que en lienzo. Su última exposición incluía piezas como flores de pared hechas arrojando láminas de acrílico transparente sobre formas de madera y aplicando un rociador y brillo al material enfriado.
"Parecen campanillas gigantes presentadas a usted por Monsanto", escribió en su reseña de la exposición el crítico de arte del Times, Christopher Knight. "O carne cepillada con satino y lentejuelas. O quizás una puesta de sol amenizada por el smog. La colusión extrañamente pungente entre la suntuosidad y la vulgaridad, la elegancia y la charrería dan a estos trabajos un sorprendente peso".
Kauffman, dijo Belloli, "estaba siempre tanteando los límites en términos de qué era su arte". Y hay un gran cuerpo de obras, gran parte de él desconocido entre las nuevas generaciones de artistas y curadores, que merecen ser estudiados seriamente en una exposición retrospectiva, dijo.
El trabajo de Kauffman está en las colecciones de más de veinte museos, incluyendo LACMA y el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles, el Museo de Arte Moderno y el Museo Whitney de Nueva York, la Galería Tate de Londres, el Instituto de Arte de Chicago y el Museo de Arte Moderno en Humlebaek, Dinamarca.
Casado y divorciado frecuentemente, le sobreviven sus hijas Wilhelmina, Rose y Georgia de su matrimonio con Dana Kauffman.

17 de mayo de 2010
12 de mayo de 2010
©los angeles times
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres