Blogia
mQh

piden excluir de indulto a ex agentes


Lorena Pizarro, presidenta de la AFDD, dijo que la Iglesia nunca pidió indultar al agresor del Papa Juan Pablo II.
[Jorge Escalante] Santiago, Chie. Las agrupaciones de familiares de las víctimas desaparecidas y ejecutadas durante la dictadura demandaron al cardenal Francisco Javier Errázuriz, que la Iglesia Católica excluya explícitamente en su petición de indulto al gobierno, a quienes cumplen condenas por delitos de lesa humanidad cometidos durante el régimen de Augusto Pinochet.
Las dirigentas Lorena Pizarro y Alicia Lira dijeron que, hasta ahora, la Iglesia mantiene una posición ambigua en su planteamiento de indultos al Ejecutivo, en el marco del bicentenario.
"Pedimos al cardenal que la Iglesia diga públicamente que excluirá de su petición a quienes hoy en Chile cumplen condenas por delitos de lesa humanidad, pues ellos jamás han colaborado con la justicia ni mostrado arrepentimiento.
El cardenal dijo que nuestra solicitud de exclusión la va a conversar con la Conferencia Episcopal y se dará una respuesta en su momento", expresó al término de la reunión Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos.
Agregó que a Errázuriz se le hizo una comparación entre el atentado al Papa Juan Pablo II, y el "terrorismo de Estado en Chile donde se violaron los derechos humanos", en el sentido de que si bien el Papa perdonó a su agresor, éste "cumplió su condena hasta el último día y la Iglesia no pidió indulto para él". Lo mismo, dijo, que debe ocurrir en Chile con quienes cumplen condenas por sus crímenes.
La Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, que encabeza Alicia Lira, afirmó que recordaron al cardenal que según los convenios internacionales suscritos por Chile "los crímenes de lesa humanidad no son amnistiables ni prescriptibles, por tanto éstos no pueden ser incluidos en un indulto".
Al término de los encuentros realizados separadamente con ambas agrupaciones, Errázuriz declinó conversar con la prensa.
Sin embargo, según Pizarro, el cardenal les manifestó que sería el Ejecutivo el que resolvería finalmente a quiénes se indulta, a lo que se le planteó que "la voz de la Iglesia tiene un peso en el gobierno".

21 de mayo de 2010
©la nación 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

claudio lisperguer -

Es incomprensible la posición de la iglesia con respecto a los militares y civiles que cometieron delitos contra la humanidad durante la dictadura. En años anteriores, el arzobispo había excluido explícitamente a personas en esa condición. Entre ellos se encuentran los peores criminales de nuestra historia. El general Contreras, por ejemplo, para venderlas en el mercado, arrancaba las dentaduras y dientes de oro de los detenidos asesinados. A otros les sacaba los ojos. Iturriaga Neuman violaba a las detenidas, a las que también introducían ratas en la vagina. A otra detenida la enterraron hasta la cabeza en la arena, para luego decapitarla a patadas. Lo que menos se espera es que a criminales de esta calaña se les deje libres, con el enorme peligro que implican para la seguridad ciudadana. En realidad, en lugar de pedir su indulto, la iglesia debiese excomulgarlos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres