Blogia
mQh

obama arremete contra ley de arizona


Durante la visita del presidente mexicano el 20 de mayo pasado. Los comentarios dejan pocas dudas de que su gobierno recusará la ley de inmigración, que el presidente mexicano calificó de "discriminatoria".
[Peter Nicholas] Washington, Estados Unidos. El presidente Obama dejó pocas dudas el miércoles de que su gobierno recusará la polémica nueva ley de inmigración de Arizona, diciendo que la medida "puede potencialmente ser aplicada de manera discriminatoria".
Después de una reunión privada con el presidente mexicano Felipe Calderón en el Despacho Oval, Obama denunció la ley de ese estado para reprimir la inmigración ilegal y también envió un mensaje claro de que una revisión dirigida por abogados del ministerio de Justicia probablemente terminará en alguna acción legal.
Obama dijo que "una lectura honesta de la ley" sugiere que los que parezcan ser inmigrantes ilegales pueden ser "hostilizados o detenidos".
"En Estados Unidos de América, ningún ciudadano que respete la ley, sea un ciudadano estadounidense, un inmigrante legal o un visitante o un turista mexicano debería ser considerado sospechoso por su sola apariencia", dijo Obama.
México está profundamente herido por la ley de Arizona, que convierte en delito que los inmigrantes no porten documentos de inmigración. Funcionarios mexicanos emitieron incluso un consejo de viaje que advierte a los residentes que podrían ser molestados si visitan el estado.
Calderón usó una rueda de prensa para dar a conocer su descontento. Hablando a través de un intérprete, calificó de "discriminatoria" la nueva ley, agregando que se oponía a medidas que "criminalizan la inmigración".
Calderón está en Washington para asistir a reuniones de alto nivel durante dos días y un banquete de estado formal, el segundo de la presidencia de Obama. Entre los invitados al banquete el miércoles noche se encontraban el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, el jugador de los New York Jets, Mark Sánchez, y la actriz Eva Longoria Parker. La artista invitada era Beyoncé
En la rueda de prensa, la Casa Blanca sólo permitió dos preguntas. Al final, cuando los dos presidentes volvían a la Casa Blanca, un periodista le preguntó a Obama a gritos cuando realizará un rueda de prensa completa.
No hubo respuesta.
Obama ofreció un cauto apoyo a una reforma de la inmigración que abriría una ruta hacia la residencia legal de cerca de once millones de personas que viven ilegalmente en Estados Unidos. No dio ninguna fecha final para la presentación del proyecto de ley.
Obama dijo que durante su conversación con Calderón, "reafirmé mi profundo compromiso de trabajar con el Congreso de modo que los dos partidos puedan aprobar una reforma comprehensiva de la inmigración".
Al oír esos comentarios, algunos defensores de la inmigración se mostraron decepcionados.
Angela Kelley, vicepresidente para política de inmigración en el Center for American Progress, dijo en una entrevista: "No sé si lo que dijo nos permite tener confianza en lo que va a pasar después".
Obama dijo que no cuenta con el compromiso de apoyo de sesenta senadores que necesita para obtener el margen necesario para derrotar a un filibuster*. Indicó que su problema es con los republicanos, aunque los demócratas no están para nada unidos en cuanto a querer que se apruebe una ley de inmigración.
El senador Ben Nelson (demócrata de Nebraska) quiere reforzar las fronteras estadounidenses antes de adoptar un proyecto de reforma, dijo un portavoz. La semana pasada Nelson dijo a periodistas que una reforma comprehensiva de la inmigración es "muy difícil de hacer aceptar si no se aseguran las fronteras".
Obama insistió en que está haciendo progresos en este frente. El número de personas capturadas tratando de entrar a Estados Unidos desde México se ha reducido -una medida utilizada por el gobierno para cuantificar tendencias en la inmigración ilegal. El número de detenciones cayó de 859 mil en 2007 a 541 en 2009, según el ministerio de Seguridad Interior de Estados Unidos. De octubre de 2009 a abril, se detuvo a cerca de 293 mil personas tratando de entrar ilegalmente por la frontera sur.
"La inmigración ilegal está descendiendo, no subiendo", dijo Obama, "y seguiremos haciendo lo que sea necesario para proteger nuestras fronteras compartidas".

5 de junio de 2010
20 de mayo de 2010
©los angeles times 
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres