Blogia
mQh

costumbres sexuales a prueba


El jueves, Ma Yaohai, 53, fue sentenciado a tres años y medio de cárcel por ser miembro de clubes que practicaban el sexo en grupo y el intercambio de pareja.
[Edward Wong] Pekín, China. En público, era un profesor de informática divorciado dos veces, dedicado a sus estudiantes y que cuidaba de una madre anciana que sufre el mal de Alzheimer.
En privado, Ma Yaohai, 53, llevaba una vida que fue intolerable para las autoridades chinas: Durante los últimos seis años, fue miembro de clubes informales de swingers que practicaban el sexo en grupo y el intercambio de pareja. En chat rooms online, su nombre de usuario era Roaring Virile Fire [Rugiente Fuego Viril]. Organizó y participó en al menos dieciocho orgías, la mayoría de ellas en el departamento de dos dormitorios en Nanjing donde vivía con su madre, según la fiscalía.
El jueves un tribunal sentenció a Ma a tres años y medio de cárcel, una dura pena por un delito que el gobierno chino llama "lujuria grupal". Ma, ahora el swinger más famoso de China, se mantiene desafiante y piensa recurrir la sentencia, diciendo que su vida sexual es un asunto personal que no está sujeto a la ley mientras no provoque disturbios sociales, dijo su abogado, Yao Yong’an.
"Hay que proteger la privacidad", dijo Yao en una entrevista.
El caso de Ma, que fue detenido en agosto pasado y juzgado en abril, ha llamado la atención en todo China no sólo por sus morbosos detalles, sino también porque plantea interrogantes sobre los intentos de un gobierno autoritario de frenar la libertad sexual y limitar la privacidad en una sociedad donde el rápido crecimiento económico y la ubicuidad de la red han trastocado valores tradicionales.
Tiendas con juguetes sexuales y burdeles -a menudo apenas disfrazados de salones de belleza o salones de masaje- proliferan en las ciudades e incluso en muchos pueblos, mientras que el sexo premarital es común entre las parejas jóvenes.
Decenas de miles de chinos intercambian sus parejas, dice Li Yinhe, el más prominente sexólogo chino. Una página web, Happy Village, tiene un chat room dedicado abiertamente al intercambio de parejas.
En una entrevista con periodistas chinos después de su detención, Ma, un hombre delgado de rostro angular y gafas de marcos negros, defendió su estilo de vida.
"El matrimonio es como el agua", dijo. "Tienes que beberla. El intercambio de parejas es como el vino. Algunos lo encuentran delicioso la primera vez, así que siguen bebiendo. Algunos lo prueban y encuentran malo, así que nunca lo vuelven a beber. Es completamente voluntario. Nadie te obliga".
El Partido Comunista ya no mantiene el estricto control de la vida privada de la gente que hace algunas décadas. Sin embargo, algunos funcionarios todavía tratan de perseguir a los ciudadanos por leyes que parecen increíblemente alejadas de las costumbres sociales. Un ejemplo es la ley penal 301, bajo la cual Ma y otros veintiún swingers fueron procesados y que podría resultar en una condena a cinco años de cárcel.
Los usuarios chinos de internet e incluso algunas agencias oficiales de noticias han debatido sobre el caso. Algunos juristas dicen que el Tribunal de Distrito de Qinhuai, que juzgó a Ma, demoró más tiempo de lo habitual en alcanzar un veredicto, lo que podría indicar que los funcionarios judiciales tuvieron que sopesar varios factores jurídicos y políticos al decidir cómo implementar esta ley.
"Debido al enorme debate que suscitó, parece que la gente está cada vez más consciente de que sus derechos y libertades sexuales están siendo limitados", dijo Li, que, en marzo, presionó sin ningún éxito a asesores de la legislatura para abolir la ley. Li es investigadora en la Academia China de Ciencias Sociales.
"Creo que las autoridades chinas están siempre tratando de dirigir y controlar a la población, a la gente", agregó. "Más allá de perseguir actividades criminales, creen que deben controlar o dirigir a la gente de acuerdo a sus normas".
La ley contra el sexo en grupo, interpretada generalmente por jueces si involucra a tres o más personas, es un residuo de una ley anterior contra el "gamberrismo" que era usado para perseguir a personas que tenían sexo fuera del matrimonio, dijo Li. La ley contra el gamberrismo fue derogada en 1997. Se conoció un notable caso de swingers a principio de los años ochenta, cuando ejecutaron al organizador de un club de swingers que integraba a cuatro parejas de edad mediana, agregó.
Al menos tres encuestas recientes han mostrado que la persecución del sexo en grupo hoy en día no goza de simpatía.
Varias páginas web chinas subieron editoriales haciéndose eco de los sentimientos después de que se anunciara el fallo.
"Este tipo de conducta pertenece a la libertad personal del ciudadano; es parte de los derechos privados de los ciudadanos", escribió un autor, Yi Bo, en una página del departamento de propaganda de la provincia de Shanxi.
Ma no respondió nuestras llamadas después del fallo.
En una entrevista anterior con periodistas chinos, Ma contó cómo se unió a la subcultura swinger. Después de pasar por dos divorcios, Ma empezó a tratar de conocer a mujeres a través de la red. Intercambió mensajes con una mujer de 23 años que se presentaba como Passionate Fiery Phoenix [Apasionada y Fogosa Fénix]. Llegó luego a Nanjing y le dijo a Ma que estaba viajando por el país buscando a swingers.
Decidieron vivir juntos. La Noche Vieja de 2004 intentaron su primera experiencia de intercambio con una pareja en una pequeña ciudad de la provincia de Jiabgsu. Los cuatro jugaron un strip poker, y luego trataron de intercambiar pareja. Pero Ma sufrió un ataque de impotencia.
"Cuando se trató de hacerlo, me puse tan nervioso", dijo a un periodista.
Sin embargo, finalmente venció su ansiedad. En 2007 empezó un chat room en internet llamado "Viaje independiente para maridos, esposas y amantes". En chats online, la gente lo llama Maestro Ma. Tiene más de doscientos miembros.
Ma contó a periodistas que el grupo sexual más grande en el que había participado tenía cuatro parejas.
La policía detuvo a Ma después de allanar un cuarto de hotel en Nanjing en agosto pasado y detener a cinco parejas, por practicar el intercambio de pareja. Los detenidos entregaron a la policía una larga lista de otros swingers, entre los cuales estaba Ma. Los funcionarios finalmente acusaron a 22 personas de 35 actos de lujuria grupal entre 2007 y 2009, 18 de los cuales fueron organizados por Ma, o participó en ellos. Ma fue el único acusado que se negó a declararse culpable.
La Associated Press informó que al principio del juicio de dos días el 17 de abril, Ma estalló: "¿Cómo podría yo alterar el orden social? Lo que pasa en mi casa es un asunto privado".
Ma ha renunciado a su trabajo como profesor en la Universidad Tecnológica de Nanjing y dice que ahora vive de sus ahorros y de la pensión de su madre.
"Encontrar trabajo va a ser muy difícil", dijo en una entrevista anterior con un periodista chino. "Quizás pueda trabajar como representante comercial para juguetes para adultos".

Xiyun Yang contribuyó al reportaje.

7 de junio de 2010
20 de mayo de 2010
©new york times
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres