Blogia
mQh

murió brian jacques


Autor de ‘Redwall’, serie de novelas de fantasía para niños.
[Valerie J. Nelson] Detrás de la inmensamente popular serie ‘Redwall’, novelas de fantasía para niños, había leche, té y un poquito de casualidad".
Cuando trabajaba como repartidor de leche en Liverpool, Inglaterra, ya entrado en sus cuarenta, fue invitado a un té en una de sus paradas, la Royal Wavertree School for the Blind, y pronto se ofreció como voluntario para leer historias a los niños.
Encontró que las historias eran "espantosas", centradas en el "aquí y ahora" de la angustia adolescente y el divorcio. "Pensé: ‘¿No podrían sus vidas tener un poco de magia?’", dijo al New York Times en 2001.
A Jacques le tomó siete meses escribir a mano el manuscrito de ochocientas páginas. Metió las hojas en una bolsa de la compra y las entregó a su antiguo profesor de inglés, que trató de venderla sin el conocimiento de Jacques.
En 1986, un editor británico compró ‘Redwall’ por poco más de cuatro mil dólares y le ofreció un contrato para cuatro libros más. Había nacido una de las series de fantasía contemporáneas más populares del siglo.
Según su página web oficial, Jacques murió el 5 de febrero. La prensa británica informó que falleció en un hospital de Liverpool después de una urgente operación al corazón. Tenía 71 años.
Basándose en las tradiciones británicas de animales literarios y medievalismo pop, Jacques inventó un mundo ambientado en la imaginaria Abadía de Redwall. Pobló sus aventuras de luchas entre el bien y el mal de ariscas criaturas del bosque que hablaba.
Los tipos buenos -incluyendo ratones, tejones y ardillas - vencían siempre a granujas como hurones, serpientes y comadrejas. Los libros rebosan de adivinanzas, batallas y descripciones de fastuosos banquetes, una fascinación que Jacques asociaba al racionamiento que sufrió durante su infancia en la Segunda Guerra Mundial.
"Hoy un libro de fantasía de 350 páginas nos parece normal. Pero cuando se publicó ‘Redwall’, la sabiduría convencional era que los niños no leían libros de más de doscientas páginas", dijo Anita Silvey, estudiosa de la literatura infantil que incluyó la serie en su antología ‘100 Best Books for Children’ de 2004.
"No hay nadie que se parezca ni remotamente a él. Hay un montón de dialectos locales en esos libros, y su voz es auténtica", dijo Silvey. "Sus libros están llenos de suspenso y acción y grandiosas escenas de batallas, todas cosas que hacen que un niño siga leyendo".
De las series se vendieron más de veinte millones de ejemplares en más de veinte países, de acuerdo a su editor en Estados Unidos, el Penguin Young Readers Group. El libro número 22, y el último de la serie, ‘The Rogue Crew’, debiera aparecer en mayo.
A Jacques le molestaba que su trabajo fuera etiquetado como fantasía y prefería decir que escribía "aventuras" o "buenas historias", dijo en el Lafayette Journal and Courier (Indiana) en 2002. "El tipo de cosas que encontrabas en las bibliotecas cuando eras niño".

Nació en Liverpool el 15 de junio de 1939, hijo de James y Ellen Jacques. Su padre, que era camionero, le enseñó a apreciar la literatura.
A los diez, Jacques escribió un cuento para la escuela sobre un pájaro que limpiaba los dientes de un cocodrilo. Su maestro -seguro de que era demasiado sofisticado como para haber sido escrito por un niño- lo castigó, pero el castigo produjo una útil epifanía, decía a menudo. Se dio cuenta de que podía escribir.
A los quince, Jacques dejó la escuela y se enroló en la marina mercante para ayudar a su familia.
Siguieron una serie de trabajos diversos, entre ellos como estibador, empleado de ferrocarriles, camionero y agente de policía. También escribió piezas de teatro, publicó poemas y, con dos hermanos, se unió al grupo musical folclórico Liverpool Fishermen en los años sesenta.
Durante veinte años, hasta 2006, Jacques presentó un programa de radio regional de la BBC, ‘Jakestown’, que ofrecía fragmentos de sus óperas favoritas.
A menudo escribió un libro al año, basando sus personajes antropomórficos en personas que conocía. Creó uno basado en él mismo: Gonff, el Príncipe de los Ladrones del Ratón, un héroe cómico.
Le sobreviven su esposa y dos hijos.
1 de marzo de 2011
13 de febrero de 2011
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres