Blogia
mQh
Chollo del día - Auriculares inalámbricos Logitech 33,60 € 90 € -63%

ANIQUILADOR INFORME DE CONSEJO EUROPEO SOBRE EXTRANJERÍA DANESA


Álvaro Gil Robles, comisario de derechos humanos del consejo de europa, ha publicado un aniquilador informe sobre el maltrato del gobierno danés a los extranjeros. Dado que los puntos tratados tocan muy de cerca los dictados por el gobierno holandés, y ahora que algunos políticos proponen copiar el sistema de extranjería danés, bien podría ser considerado el informe como un toque de atención a los políticos holandeses, cuyas tendencias xenofóbicas son cada día menos ambiguas.
En un informe sobre la situación de los derechos humanos en Dinamarca, el Comisario de Derechos Humanos del Consejo Europeo, Álvaro Gil Robles, ha presentado una feroz crítica a la política de extranjería del gobierno danés. Se habla en el informe, entre otras cosas, de la minoría xenófoba que domina el debate sobre inmigración:
“Una minoría, aunque hace mucho ruido, ha logrado dominar el debate político nacional con un plan anti-inmigración que apenas puede ser diferenciado de un programa anti-inmigrantes. Es muy inquietante oír a ciertos políticos manifestarse negativamente con duras expresiones sobre los extranjeros”.
Alerta también Gil Robles sobre el peligro de que el derecho a la igualdad deje de estar garantizado:
“En mi opinión estas medidas no garantizan la igualdad [de los ciudadanos daneses] ante la ley. […] Ordeno enérgicamente al gobierno y al parlamento que revisen las disposiciones relacionadas con la reunificación familiar”.

Se habla en el informe de la escandalosa subida del límite mínimo de edad de un extranjero para casarse con un danés (24 años); la alta suma para depósito que se impone (50.000 coronas danesas = 6.727,67 euros); la exigencia de que los lazos conjuntos de una pareja con Dinamarca deben ser mayores que con otro país. Esta exigencia se emplea para descartar la reunificación familiar de los daneses que antes no lo eran con personas de su país de origen; la disminución de la edad máxima de los niños para poder reunirse con sus familiares en Dinamarca, de 18 años a 14; la inseguridad jurídica consecuencia de las continuas modificaciones de las leyes y reglamentos.

”A mi modo de ver, estas disposiciones no garantizan el principio de igualdad ante la ley. […] Vehementemente llamo al gobierno y al parlamento a que reconsidere las disposiciones relacionadas con reunificación familiar a la luz de mis comentarios anteriores y a los aportados por activistas nacionales de derechos humanos y por el Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas en diversas ocasiones”.

La política danesa ha conducido a una drástica disminución de los casos de reunificación familiar. En 2001 fueron 10.950 y en 2003 de 4.791. O sea, una disminución del 44%.

Fuente: buitenlandse partner


Informe completo

0 comentarios