Blogia
mQh

baazistas coordinan resistencia


[John Hendren] Miembros del partido pan-árabe de Saddam Hussein coordinan resistencia. Matrimonio de conveniencia con terroristas islámicos.
Tikrit, Iraq. Jefes militares estadounidenses dicen que una nueva evaluación de la resistencia iraquí los ha llevado a concentrarse en 34 antiguos líderes del Partido Baaz, de los que creen que están financiando y dirigiendo los ataques contra las tropas norteamericanas y sus aliados.
El general del Ejército John P. Abizaid y otros importantes funcionarios del ministerio de Defensa entrevistados en Iraq dijeron que gran parte de la violencia insurgente es llevada a cabo por una red de células regionales que coordinan flojamente sus operaciones con antiguos funcionarios del partido dominante de Saddam Hussein.
Los líderes rebeldes a menudo operan desde Siria y en la ciudad natal de Hussein, Tikrit, dijeron los funcionarios.
"Hay un nivel de coordinación táctica y dirección que proviene de los restos del Partido Baaz, y creo que una cierta cantidad de esta coordinación táctica viene siendo orquestada en Siria", dijo Abizaid, el jefe del Comando Central que dirige la guerra en Iraq.
Funcionarios militares han confesado que cuentan con informaciones muy limitadas sobre la resistencia debido a una falta de informes fiables de inteligencia. En algunos casos datos no confirmados han provenido de fuentes cuestionables. En otros, la información es demasiado anticuada como para permitir que las tropas estadounidenses puedan capturar a líderes rebeldes, dijeron funcionarios.
Pero jefes militares dijeron que han estado recibiendo más datos sobre la resistencia e informes de mayor calidad en las últimas semanas.
"Nos he hemos concentrado en esos 34 tipos en la creencia de que si hay una estructura de liderazgo emergente en el antiguo movimiento del régimen, esos 34 tipos son los que tendrán las riendas", dijo otro importante funcionario militar, que habló a condición de mantener el anonimato.
La nueva información ha permitido a los estrategas militares discernir mejor la cara de la resistencia, dijeron funcionarios, y ha hecho un retrato de las guerrillas dirigidas por antiguos funcionarios del régimen, que son predominantemente sunníes.
Funcionarios militares estadounidenses dicen que evidencias recientes sugieren que antiguos miembros de las unidades de combate de Hussein han estado implicados en los ataques contra tropas norteamericanas.
"Vemos que un montón de los ataques que están cometiendo ahora muestran evidencias de que son planificados y ejecutados por gente con experiencia militar", dijo el general de brigada de la Fuerza Aérea Erv Lessel, lugarteniente del general George W. Casey, el más importante jefe militar en Iraq. "Hay algunos antiguos guardias republicanos y guardias republicanos de unidades especiales implicados en estos ataques".
Funcionarios militares norteamericanos dicen que la resistencia parece carecer de un líder central, aunque creen que el antiguo general Izzat Ibrahim, uno de los más importantes asesores de Hussein, ha dirigido muchos de los ataques contra la coalición encabezada por Estados Unidos en la región de Tikrit.
"Hay reuniones de organización de elementos del antiguo régimen. Pero no hay ningún cuco por encima de ellas. No hay una figura como Saddam a la que todos deben lealtad y que esté a cargo de la resistencia", dijo un alto funcionario del ministerio de Defensa.
Citando informes del servicio secreto, funcionarios militares norteamericanos dijeron que Ibrahim y otros antiguos miembros del Partido Baaz se reunieron en noviembre cerca de la frontera siria en para discutir la estrategia.
También estuvieron presentes en esa reunión, dijeron los funcionarios, Mahdi Nasr Ibeidi, que supervisa los asuntos financieros; Mohammed Yunis, que actuó como ayudante de Ibrahim en una base al este de Bagdad; Ahmed Hassan Kaka, un líder rebelde de la norteña ciudad de Kirkuk; Ramadan Zaidan Jaburi, ayudante de Kaka; Mohammed Rijad Haddushi Nasser, líder de las operaciones del grupo en Tikrit y Baiji; y Yassir Sabawi Ibrihim Hassan, un mensajero.
Se cree que los líderes baazistas están financiando la resistencia con billones de dólares que los funcionarios de Hussein supuestamente cogieron de los cofres del gobierno en los días previos al derrumbe del gobierno, dijeron funcionarios.Abizaid y otros estrategas militares creen que los líderes de estos grupos también determinan las tácticas a usar contra las fuerzas de la coalición e iraquíes.
Los esfuerzos de Estados Unidos para capturas a los insurgentes han sido estorbados por Siria, dijeron funcionarios. "Hemos sido muy claros con Siria de que estamos muy consternados por el hecho de que las células baazistas operen desde Siria. Tienen acceso a dinero, y tienen acceso a rutas de contrabando", dijo Abizaid.
El gobierno de Bush ha advertido severamente a Siria que obstruya el movimiento de combatientes y contrabandistas en sus fronteras y reprima a los militantes que usan su territorio. Este mes el vice-ministro de Asuntos Exteriores, Richard L. Armitage, visitó la capital siria, Damasco, para entregar ese mensaje así como otras demandas norteamericanas.
El Congreso aprobó imponer sanciones a Siria, pero el gobierno de momento sólo ha utilizado la sanción más tibia autorizada por la ley. El presidente ha insinuado que adoptará una posición más dura, pero Armitage dijo a la televisión manejada por Estados Unidos Al Hurra, que Bush todavía no ha tomado ninguna decisión.
"Está esperando los resultados de la postura siria antes de tomar una decisión sobre qué hacer", dijo Armitage.
Funcionarios sirios en Washington no pudieron ser localizados para que comentaran estas noticias, pero han dicho en respuesta a reproches anteriores que han redoblado sus esfuerzos para controlar las fronteras en respuesta a preocupaciones del gobierno interino iraquí y el gobierno de Bush.
No está claro cómo exactamente colaboran los grupos baazistas con los combatientes islámicos extranjeros, tales como Abu Musab Zarqawi, un jordano que se proclamó líder de la organización Al Qaeda, de Osama bin Laden, en Iraq. Pero se cree que los dos grupos se comunican y colaboran al menos de manera floja en lo que los funcionarios describen como un matrimonio de conveniencia provisional.
"Creo que hay un nivel de coordinación entre Zarqawi y algunas células baazistas", dijo Abizaid. "Hay cierta coordinación a un nivel rudimentario en Iraq. Y ciertamente hay una red organizacional dentro de la red terrorista de Zarqawi que muestra habilidad para organizar actividades terroristas contra un amplio espectro de objetivos en Iraq".
Abizaid advirtió que los líderes del antiguo régimen que se alíen a los extremistas no gozarán de amnistía, aun si entregan las armas.
La mayor parte de los líderes no podrán ser rehabilitados de todos modos, dijo un importante funcionario militar. "Hay algunos que van a morir", dijo el funcionario. "Zarqawi es uno de ellos. Está en la lista, y de ella se sale de una sola manera".

Sonni Efron en Washington contribuyó a este reportaje.

12 de enero de 2005
©los angeles times
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres