Blogia
mQh

redadas contra bandas latinas


[Rich Connell y Robert J. López] En una acción nacional, las autoridades detuvieron a miembros de MS 13, formada en Los Angeles, y ahora implicada en contrabando, tráficos de drogas y asesinatos.
Como parte de una represión a nivel nacional, las autoridades federales anunciaron el lunes la detención en seis importantes ciudades de 103 personas de miembros de Mara Salvatrucha, una banda internacional nacida en Los Angeles y ahora implicada en asesinatos, tráfico de drogas y tráfico de seres humanos.
Las redadas, realizadas en las últimas semanas en una operación que se extiende desde Hollywood a Ciudad de Nueva York y Miami por agentes del ministerio de Seguridad Nacional, representan las primeras embestidas de una campaña para contener a Mara Salvatrucha, también conocida como MS 13, dijeron funcionarios.
Con nuevas células en 33 estados y hasta 50.000 miembros en Estados Unidos y América Latina, la banda se ha transformado en una prioridad policial en Washington, y en El Salvador, Honduras y México.
Subrayando el alcance nacional de la banda, más de la mitad de las detenciones anunciadas el lunes se realizaron en Nueva York, Washington y Baltimore. En Los Angeles las autoridades arrestaron a 17 supuestos miembros de MS 13, incluyendo a un ex soldado de las fuerzas armadas salvadoreñas, descrito como un miembro fundador del capítulo de Hollywood de la banda.
"Si tienes una organización criminal de gran escala operando en Estados Unidos, de la que se sabe que ha estado contrabandeando, contrabandeando mercaderías y personas, aprovechándose de los puntos flacos de las fronteras, tienes que aceptar que constituyen un riesgo para la seguridad nacional", dijo en una rueda de prensa en Washington, Michael J. García, subsecretario de Seguridad Interior de la Policía de Inmigración y Aduanas.
Kevin Kozak, agente encargado de la oficina de Los Angeles de la Policía de Inmigración y Aduanas, agregó en una entrevista que el objetivo de la nueva campaña, conocida como Operación Escudo de la Comunidad, es "desbaratar y finalmente desmantelar esta banda".
El FBI ha organizado un destacamento especial nacional para atacar a la MS 13, el primero de su tipo que se concentra en una sola banda callejera. Formado el año pasado con el objetivo de formular una estrategia comprehensiva que implique a funcionarios policiales locales e internacionales, incluye a los funcionarios de Seguridad Interior que hicieron los anuncios el lunes.
"Esta es la primera vez que tenemos que vernóslas con una banda que ha escalado tan rápidamente en todo el país", dijo Robert F. Clifford, jefe del destacamento especial del FBI.
Todavía tiene que verse si estas acciones reducen a la MS 13. Durante años, las autoridades en Los Angeles, la capital de la banda del país, han perseguido a la MS 13, deteniendo a cientos de miembros cada año. Sin embargo, se cree que varios miles más operan todavía en California del Sur.
Además, iniciativas pasadas para detener y deportar a miembros de la Mara Salvatrucha han ayudado a extender la influencia del grupo y ampliar sus terrenos de reclutamiento a México y América Central, donde operan ahora unos 20.000 a 40.000 miembros.
Fuentes policiales temen ahora que los miembros de la banda reclutados en América Central están volviendo a Estados Unidos. Un reciente memorándum interno del FBI repartido entre agencias policiales en todo el país detalla las rutas que ha usado la MS 13 supuestamente para introducir gente a Estados Unidos, posiblemente incluyendo reclutas para fortalecer las filas de la banda.
Kozak reconoció que los miembros deportados de la MS 13 han vuelto a Estados Unidos a unirse a la banda. "Eso ha sido históricamente un problema", dijo. "No es algo que podamos cambiar de la noche a la mañana... Uno de los retos es reforzar las fronteras y hacer más difícil que puedan volver".
Dijo que la banda también recluta nuevos miembros, algunos de apenas 13 años, de países como El Salvador.
Formada en los años ochenta en las calles de Pico-Union, al oeste del centro de Los Angeles, Mara Salvatrucha ofreció medios de protección a los jóvenes inmigrantes centro-americanos frente las mejor establecidas bandas callejeras mexicano-americanas. Dentro de una década, MS 13 se transformó en una de las bandas más grandes y despiadadas de California. Es conocida por su espeluznante tarjeta de visita: el uso de machetes para cortar en pedazos a enemigos e informantes.
La represión anunciada el lunes se produce justo semanas después de que un importante funcionario de Seguridad Interior dijera al Congreso que la banda, debido a su supuesta implicación el tráfico de seres humanos, podía ser usada por terroristas que intenten entrar a Estados Unidos desde México. Los funcionarios insisten en que no hay encontrado pruebas de esos vínculos.
Un reciente memorándum confidencial preparado por una unidad de inteligencia del ministerio de Justicia estadounidense, advirtió que la banda ha "establecido bases de operaciones a lo largo de la frontera estadounidense-mexicana, especialmente en el área de Laredo, Texas". MS 13 también tiene una importante presencia en la frontera mexicano-guatemalteca, afirmó el memorándum.
"Los miembros de la banda ahora transportan drogas y extranjeros ilegales en vagones desde Chiapas a la frontera norteamericana, donde son introducidos ilegalmente por tierra en Estados Unidos", dice.
Envalentonada por su enorme cantidad de miembros y de operaciones en expansión en América Latina, la banda ejerce su poder de maneras alarmantes, incluyendo el asesinato de 28 personas en un autobús en Honduras a fines del año pasado. El presidente hondureño Ricardo Maduro ha dicho que el ataque puede haber sido una amenaza de la MS 13 al país para que camcele sus planes de combatir a las bandas callejeras.
Un sospechoso de ser el cerebro de los ataques, que tiene una larga hoja de antecedentes criminales en California y ha sido deportado cuatro veces, puede tener lazos con una pandilla de MS 13 de Los Angeles, muestran archivos y entrevistas.
En Honduras, el ministro de seguridad dijo a fines del año pasado que datos de su servicio secreto sugieren que los cabecillas de MS 13 en ese país se habían reunido con un operativo de Al Qaeda que es buscado por Estados Unidos.
Hace varias semanas, cuando se reunieron en San Salvador funcionarios policiales internacionales, el presidente Maduro dijo que no excluía que hubiera una conexión entre Al Qaeda y Mara Salvatrucha.
Clifford, del FBI, dijo el lunes que no había pruebas de que el supuesto encuentro entre Al Qaeda y Mara Salvatrucha hubiera tenido lugar. Dijo que esa alianza sería improbable. Pero agregó que las autoridades no pueden excluir la posibilidad.
"Creo que existe esa posibilidad para cualquier organización criminal que tenga una infraestructura para trasladar gente y dinero y armas y documentos", dijo Clifford.
En Los Angeles, las redadas de agentes de Seguridad Interior atraparon a supuestos miembros de la banda que tenían entre 20 y 40 años de edad con antecedentes penales por tráfico de drogas y posesión de armas de fuego hasta asalto e intento de homicidio, de acuerdo a las autoridades federales. Muchos de los detenidos han vuelto a entrar al país ilegalmente después de haber sido deportados y pueden pasar un tiempo en prisión antes de ser deportados nuevamente.
En los próximos meses, dicen las autoridades, esperan cientos de nuevas detenciones de miembros de la MS 13, la mayoría de los cuales se encuentran ilegalmente en el país.

Elise Castelli en Washington y Richard Winton en Los Angeles contribuyeron a este reportaje.

15 de marzo de 2005
24 de marzo de 2005
©los angeles times
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

maria -

me parese muy brava esta pandilla me caen super bien kiero estar en ella kiero entrar aunque o c como pero kiero entrar es lo qmas kiero ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres