Blogia
mQh

sopa de pan


[Debra Samuels] Un sencillo placer.
Magliano, Italia. El plato campesino toscano hecho de pan viejo y tomates está entre una sopa y un pudding de pan. Aquacotta -literalmente, "agua cocida"- muestra sus orígenes. Es lo que campesinos y sus familias comían en épocas de vacas flacas. Cuando las cosas se ponían mejor, al cuenco en la mesa se agregaba un huevo.
En este medieval pueblo italiano, el plato es festejado como una especialidad regional. La aquacotta que se sirve en los festivales aquí viene un cuenco de plástico blanco, el pan ablandado por la aromática salsa de tomates, albahaca y verduras. Y encima de la sopa, como un sol detrás de una nube, un huevo escalfado tiembla debajo de una capa de queso rallado. Los comensales rompen el huevo y la dorada yema se esparce por el sabroso plato. Lia Ragnini, que vive aquí, explica que "las condiciones de vida antes eran tan miserables que teníamos que aprovechar cualquier cosa para hacer algo especial". Ragnini levanta los ojos y gesticula a la italiana cuando describe la aquacotta de su madre. Los recetas varían de pueblo en pueblo y de cocinero a cocinero, dice, pero cree que la versión de su madre, Giuliana Ragnini, es la más pura.
Giuliana Ragnini saltea las cebollas, tomates y apio (y a veces zanahorias) en aceite de oliva hasta que ablandan. Luego echa el agua hirviendo y la ‘sopa' se deja hervir brevemnte. Finalmente, pone las capas de la sopa con pedazos de pan viejo y lo aparta para que se empape en el grueso caldo. La aquacotta se sirve caliente o a temperatura ambiental, con el vino de la localidad, Morellino di Scansano.
Otra sopa de pan toscana es la ribollita, que quiere decir ‘recocida', que combina los frijoles blancos y gruesas rebanadas de pan viejo. Los franceses hacen un plato con un grueso pedazo de pan tostado cubierto de queso en un cuenco de caldo de pollo. Para servir esta famosa sopa de granja, ha de agregarse un huevo en cada cuenco, lo que enriquece el caldo. Para cuando la sopa llega a la mesa, el pan está completamente empapado del caldo.

26 de enero de 2005
3 de abril de 2005
©boston globe
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres