Blogia
mQh

capturan a fugitivo serbio


[Bill Cormier] En Argentina.
Buenos Aires, Argentina. Un ex jefe paramilitar serbo-bosnio buscado por el tribunal de Naciones Unidas por cargos de crímenes contra la humanidad, fue capturado el lunes en Argentina.
Milan Lukic, que fue acusado en La Haya, Holanda, en 2000, en conexión con una serie de infames asesinatos que se remontan a la guerra de Bosnia, estaba esperando un interrogatorio inicial después de su detención aquí, dijeron las autoridades.
Antes este año un tribunal serbio sentenció a Lukic en ausencia a 20 años de prisión por su participación en el secuestro de 16 musulmanes en un bus al este de Serbia en 1992.
Lukic, como reputado miembro de un notorio grupo paramilitar llamado los Vengadores, tomó supuestamente parte en el secuestro de 15 hombres musulmanes y una mujer que fueron más tarde trasladados a Bosnia, torturados en un hotel, ejecutados y sus cuerpos arrojados al río Drina.
La policía argentina no proporcionó detalles de la detención, que fueron reveladas por primera vez por las autoridades serbias después de que empezaran a circular informes en Belgrado. Lukic había desaparecido a fines de los años noventa.
De acuerdo a la acusación por crímenes de guerra de Naciones Unidas, Lukic organizó en 1990 un grupo de paramilitares que entre mayo de 1992 y octubre de 1994 "cometieron, planificaron, instigaron y ordenaron ejecuciones" de musulmanes bosnios en el territorio de Visegrad y otros lugares controlados por los serbo-bosnios.
Bakira Hasecic, en Bosnia, sobreviviente de las atrocidades en el pueblo bosnio de Visegrad, describió haber ayudado a una niña musulmana que dijo que había sobrevivido un ataque de Lukic y sus hombres.
Dijo que los paramilitares reunieron a 72 civiles, la mayoría mujeres y niños, y los encerraron en una casa en el suburbio de Visegrad de Bikava antes de prenderle fuego.
El incidente fue descrito en la acusación del tribunal de Naciones Unidas.
Hasecic, que encabeza la Asociación de Mujeres Víctimas de la Guerra de Bosnia, dijo a la Associated Press que la sólo la niña que ella había cuidado "sobrevivió, porque logró escapar por la ventana de los servicios".
Lukic es el segundo ex paramilitar detenido en Argentina en meses.
En junio, Serbia solicitó la extradición de Nebojsa Minic, comandante del notorio grupo conocido entonces como ‘Rayo', que operaba en la provincia serbia de Kosovo durante la guerra de 1998-1999 allá.
Minic, del que se sospecha que mató a 12 miembros de una familia albanesa de Kosovo en 1999, fue detenido en mayo en la occidental provincia argentina de Mendoza por cargos de entrada ilegal y posesión de documentos falsos. Aunque es buscado para ser juzgado en su país, Minic no es buscado por el tribunal de crímenes de guerra de Naciones Unidas en La Haya.
Dos otros importantes fugitivos de crímenes de guerra serbo-bosnios, el general Radovan Karadzic, y el jefe militar el general Ratko Mladic, continúan escapando.
En Belgrado, el ministro de gobierno Rasim Ljajic dijo que Lukic será entregado directamente al tribunal de La Haya.

Dusan Stojanovic y Katarina Kratovac contribuyeron a este reportaje desde Belgrado.

9 de agosto de 2005
©los angeles times
©traducción mQh


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres