Blogia
mQh

liberan a sunníes


[Steve Fainaru] Cincuenta sunníes secuestrados por autoridades son liberados de una cárcel kurda.
Bagdad, Iraq. Cincuenta árabes que fueron secuestrados y luego trasladados en secreto hacia prisiones en el norte kurdo de Iraq han sido dejados en libertad en el marco de un acuerdo entre líderes políticos kurdos y árabes y las fuerzas armadas norteamericanas, anunciaron el viernes funcionarios árabes.
Abdullah Sami, miembro árabe del consejo provincial de la norteña ciudad de Kirkuk, calificó la liberación de una "primera fase" y dijo que el acuerdo implica que los detenidos que fueron trasladados ilegalmente a cárceles kurdas, serán liberados o sometidos a juicio en tribunales de fuera de la región kurda.
La liberación de los detenidos "ayudará a calmar la situación", dijo Sami, refiriéndose a las tensiones entre árabes y kurdos en torno a Kirkuk.
Durante meses, las fuerzas de seguridad controladas por partidos políticos kurdos han intensificado una campaña para apresar a cientos de sunníes, turcomanos y miembros de otras minorías de ciudades como Kirkuk y Mosul y trasladarlos luego ilegalmente a una red de cárceles en el Kurdistán, la región kurda semi-autónoma. Algunos detenidos fueron torturados, de acuerdo a versiones de los prisioneros y policías.
Un preso liberado recientemente, Muhammad Shihab, dijo que las autoridades kurdas ocultaban a los detenidos cuando representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja inspeccionaban los centros de detención.
Sami dijo que los dos partidos políticos más grandes, el Partido Democrático del Kurdistán KDP y la Unión Patriótica del Kurdistán PUK, accedieron a liberar a los prisioneros bajo presión de funcionarios y militares americanos. Dijo que el acuerdo fue forjado bajo la supervisión del general de brigada Alan Gayhart, comandante del Equipo de Combate de la Brigada 116, que es responsable de la seguridad de Kirkuk.
Los detenidos liberados fueron retenidos durante seis meses a un año, dijo Sami. Treinta de ellos fueron liberados de la cárcel de la ciudad de Irbil, controlada por el KDP, y los otros 20 de una prisión del PUL en Sulaymaniyah. Anteriormente el KDP había liberado a 42 detenidos de Irbil tras presiones de los militares norteamericanos, pero el PUK se ha mostrado recalcitrante, de acuerdo a oficiales militares.
En junio, un cable del ministerio de Asuntos Exteriores dijo que las "detenciones extra-judiciales" habían "exacerbado enormemente las tensiones a lo largo de líneas puramente étnicas" y puesto en entredicho la credibilidad de Estados Unidos en la región.
Funcionarios norteamericanos en Bagdad dijeron que no contaban con información inmediata sobre el acuerdo. Sin embargo, los funcionarios dijeron que sería consistente con los esfuerzos diplomáticos y militares estadounidenses para presionar a las autoridades kurdas a respetar el debido proceso de la ley y los derechos humanos.
Funcionarios kurdos no hicieron comentarios. Antes, reconocieron que los presos habían sido trasladados al Kurdistán, pero negó su participación en los secuestros extra-judiciales y detenciones arbitrarias.
Se desconoce el número total de detenidos, pero algunos funcionarios americanos y líderes árabes calculan que se trata de cientos.
Versiones de los detenidos recientemente liberados eran consistentes con informes previos sobre maltratos.
Shihab dijo que durante su detención él y otros prisioneros fueron "insultados y presionados psicológicamente" por las autoridades kurdas. Se les dijo que no debían hablar nunca de cómo habían sido tratados, dijo Shihab. Dijo que la mayoría de los detenidos eran de Kirkuk, Mosul y Tikrit y estuvieron encerrados en casas privadas donde habían aproximadamente unos 75 prisioneros.
"No sabíamos qué esperar", dijo.
Otro preso liberado, Muhammad Awad, dijo que creía que fue detenido porque había sido agente de inteligencia de las fuerzas armadas iraquíes. Awad dijo que estuvo detenido en Kirkuk durante una operación conjunta de las fuerzas americanas y la Unidad de Servicios de Emergencia kurda, una unidad antiterrorista de 500 miembros dentro del cuerpo policial kurdo.
Awad dijo que fue retenido en una celda de castigo durante cuatro meses.

3 de septiembre de 2005
©washington post
©traducción mQh


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres