Blogia
mQh

un nombre en los créditos


[Christopher Maag] Sí, pero sobre su cadáver.
Columbus, Ohio, Estados Unidos. Chuck Lamb podría ser el muerto más locuaz del mundo.
Su tema favorito es lo rápido que se está convirtiendo en el cadáver vivo más famoso del planeta. "¿No es increíble?", dice Lamb, 47, que habla con un volumen que mucha gente reserva para los conciertos de rock. "No me imaginaba que este asunto iba a inflarse tanto".
Lamb se convirtió en cadáver vivo el 5 de diciembre, cuando inició su sitio en internet deadbodyguy.com La página muestra fotos de Lamb posando de muerto en varias escenas en su casa. Aplastado por la puerta del garaje. Electrocutado en la bañera. Una serie muestra a Lamb boca abajo con la cabeza metida en un cuenco de sopa de pollo, con una leyenda arriba que dice: "Lo mató la gripe aviar".
Su esposa Tonya tomó las fotografías. También preparó jarras de sangre falsa, que guarda en la despensa para el futuro.
Escenificando su propia muerte, Lamb espera alcanzar una modesta forma de inmortalidad. Dice que siempre quiso convertirse en un actor famoso. Pero en lugar de eso, a los 47 se encuentra con seis hijos, y trabajando como programador para la compañía de seguros Nationwide Insurance. Lamb luce profundos pliegues debajo de sus ojos, su piel ha adquirido el color del papel de fotocopia, tiene escasos pelos y ninguna experiencia como actor. Toda ilusión que tuvo alguna vez de convertirse en el siguiente Sean Connery murió hace mucho tiempo.
Pero el sueño de la fama de Lamb persistió. "Aunque sea una sola vez", dijo, "quiero que mi nombre aparezca en los créditos de una película o de un programa de televisión".
Su sueño tardó hasta el mes pasado, cuando se dio cuenta de que cualquier podía hacer de cadáver. Posando como cadáver en internet, pensó, quizás ganara un papel como muerto, como figurante, en ‘CSI: Miami’. Tomó dos días de permiso para armar el sitio en la red, y luego esperó a que alguien se diese cuenta.
No esperó demasiado. deadbodyguy.com recibió 300 mil visitas en sus primeras tres semanas. Hubo 530 pinchazos de Uruguay, 6 de Irán. En dos horas, el sitio recibió 2000 visitas desde España. "En España soy famoso", dijo.
CNN presentó deadbodyguy.com como uno de sus sitios de la semana. USA Today publicó un corto reportaje. Ese fue el empujón que necesitaron representantes de la industria de la info-entretención, que pasan sus días buscando noticias raras. Inundaron a Lamb con peticiones de entrevistas. El cadáver apareció en más de cien canales de televisión locales, en lugares como Nacogdoches, Texas, y en Honolulu.
También fue mencionado en más de 300 programas de radio.
"Que un tipo corriente de Columbus posara de muerto para hacerse famoso es algo que me fascina", dijo Van Patrick, un presentador de radio de KCMO-AM de la Ciudad de Kansas, que hizo un programa sobre Lamb a principios de mes. "Me repugna y atrae al mismo tiempo", dijo Patrick.
Toda esta atención coloca a Lamb en las órbitas exteriores de la fama: la estrella del enlace de internet. Todas las semanas, según parece, circulan mensajes de correo electrónico de todo el país con mensajes titulados: "Chequea este" y un texto que empieza con: "Normalmente nunca paso enlaces, pero esta vez..." Antes eran ardillas bailadoras. Esta semana es el turno del cadáver vivo.
Aunque lleva más de 250 mil visitas, Lamb todavía no recibe ninguna oferta para el cine. Pero lo han invitado al Festival de Cine de Los Angeles, en junio, donde recibirá el Premio al Logro Especial de Auto-Promoción. También posará de muerto en la alfombra roja, mientras los actores pasan sobre él. "¿Cuántos miles de actores llegarían a matar por toda la publicación que Lamb está recibiendo ahora?", pregunta Al Bowman, organizador del festival.
Para no mencionar los despegues de festivales de cine. "Es un acto con el que gana premios", dice Bowman. "Y podemos promovernos a nosotros mismos presentando al cadáver vivo, como visto en CNN".
Y el cadáver vivo trae cola. Lamb pagó a Anne Howard, publicista de Montreal, 35 dólares para que escribiera su primer comunicado de prensa. Está ella está tratando de representarlo, ahora que él está enviando demos a Jay Leno y ‘Saturday Night Live’. "Si esto funciona, espero que me recuerde", dijo Howard.
Parte del atractivo del cadáver vivo es que es un tipo corriente con una ilusión modesta. Pero hacer de muerto está transformando la vida de Lamb. Su patrón se enfadó por el número de llamadas que recibe en el trabajo. Ahora, cuando concede una entrevista, Lamb tiene que salir a hurtadillas de su cubículo, subir a otro piso, encontrar una sala de conferencias vacía y encerrarse dentro.
Una noche lo absorbió tanto la tarea de contestar mensajes del correo electrónico, que olvidó el pedido de su esposa de que llevara la cesta de la ropa sucia al sótano.
"Entonces me dije: ‘Oh, necesito controlarme’", dijo Lamb.
Oficialmente, Lamb mantiene el objetivo original del cadáver vivo. "Un sola vez en los créditos, y se acabó", dijo.
Entretanto, está esperando respuesta de un productor del programa de Conan O’Brien. Debe reservar un vuelo a Nueva York para reunirse con un agente. "Quiero dejar una pequeña herencia", dijo Lamb. "Quiero que bauticen un puente con mi nombre".

17 de enero de 2006

©new york times
©traducción mQh

rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres