Blogia
mQh

fmi y banco mundial, irrelevantes


[Marcela Sánchez] FMI y Banco Mundial en riesgo de hacerse irrelevantes. América Latina encuentra alternativas propias para desarrollarse.
El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial no gozan de gran popularidad por estos días en América Latina. El presidente venezolano Hugo Chávez quiere cortar todos sus lazos con las dos principales instituciones financieras internacionales con sede en Washington, afirmando que son "mecanismos del imperialismo" estadounidense. El presidente ecuatoriano Rafael Correa ha expulsado al representante del Banco Mundial de su país y lo ha declarado persona non grata, asegurando que los préstamos del banco equivalen a un chantaje.
Dado el frecuente antagonismo de Chávez y Correa frente a Washington, sus acciones parecerían ser las esperadas. Pero el hecho es que otros gobiernos a lo largo de la región, conservadores y liberales por igual, están distanciándose de dichas instituciones por una variedad de causas.
Una nada insignificante tiene que ver con el mercado. En este período de elevada fluidez, prestamistas privados están ofreciendo términos mucho más favorables y sin las estrictas condiciones atadas a los préstamos del Banco Mundial y el IMF. Dichos prestamistas, atraídos por la creciente riqueza de la región, tampoco llevan el lastre que aflige a las instituciones multilaterales especialmente debido a su papel en el colapso económico de Argentina en 2001 y el actual escándalo que rodea al presidente del Banco, Paul Wolfowitz.
Durante los últimos dos años, Argentina, Bolivia, Brasil, Nicaragua y Venezuela han pagado sus préstamos al FMI o dejado vencer sus acuerdos con la institución. Los países de América Latina han adquirido préstamos que van de una cuarta a una media parte de lo que adquirieron del Banco Mundial en 1999. El mes entrante, Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y Venezuela planean abrir el Banco del Sur para que sirva como un banco regional alternativo de desarrollo.
La mayoría de los líderes de la región no desea echarse precipicio abajo con Correa y Chávez -- en cambio quisieran ver todavía vivas y reformadas a las instituciones con 63 años de existencia. En una reunión con editores y reporteros del Washington Post la semana pasada, el presidente colombiano Álvaro Uribe dijo que "estas instituciones debieran ajustarse ... Creemos en mejoras permanentes, no en cerrarlas". El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha equiparado desde hace tiempo las mejoras a organismos multilaterales, con el propósito de defender instituciones democráticas.
Desafortunadamente, hay pocas evidencias de que el Banco y el FMI estén escuchando. Si mucho, la buena salud de la economía mundial actual parece estar alimentando una "actitud de complacencia", de acuerdo con Liliana Rojas Suarez, ex funcionaria del fondo y actualmente del Center for Global Development con sede en Washington. Mientras "buenos tiempos son los mejores tiempos para planear" respuestas a las crisis, el FMI está "aplazando decisiones muy importantes, a pesar del hecho de que (está) perdiendo relevancia".
Los críticos afirman que las instituciones multilaterales podrían recuperar buena parte de su credibilidad si le otorgan a países con economías emergentes mayor representación dentro de sus juntas directivas. Durante las reuniones de primavera el mes pasado, el Grupo de 24 países en desarrollo, incluidos ocho latinoamericanos, insistió en que aumentar su voz en el fondo y el banco "continúa siendo de suma importancia para la legitimidad y efectividad" de dichas instituciones.
Además de reformas estructurales, el FMI necesita cambios estratégicos significativos. El Comité Latino Americano de Asuntos Financieros, un grupo de ex ministros de finanzas y economía de América Latina presidido por Rojas Suárez, ofreció varias ideas el mes pasado incluida una mejor preparación ante crisis financieras internacionales que, según advirtió el Comité, podrían ser particularmente devastadoras en América Latina. En ese sentido, cree que el FMI debiera enfocarse exclusivamente en asuntos financieros y prepararse creando concretamente un nuevo instrumento que pudiera servir para acceder rápidamente a una línea de crédito en caso de que otra crisis internacional ocurra.
En el Banco Mundial las reformas tal vez estén ocurriendo a pesar de sí mismo. De hecho, algunos creen que la competencia es la mejor fuerza detrás del cambio. "Creo que el mercado lo está logrando", afirmó Chris Humphrey, consultor del Banco Mundial que trabaja en Bolivia, Ecuador, Perú y Venezuela. "Estamos desesperados por conseguir clientes" y listos a adaptarnos si con eso los aseguramos y mantenemos. "Los países de medianos ingresos saben como usarnos", agregó. "Ya no podemos ir con la receta del mes que supuestamente llevará al desarrollo (porque) ellos están definiendo sus propios caminos al desarrollo".
Precisamente. Los días de las reformas promovidas por Washington, conocidas como el ‘Consenso de Washington', han terminado. Hoy tal vez el único consenso, particularmente en Sudamérica, es "una aspiración común por la autonomía", dijo el embajador brasileño Antonio de Aguiar Patriota en una entrevista. "El nuevo espíritu es que bajo nuestros términos estamos produciendo el tipo de resultados correcto".
Y al menos que las instituciones financieras con sede en Washington reciban el mensaje, la región toda les dará la espalda.

dese@washpost.com

14 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007
©washington post
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

creditos -

El FMI aplaza la salida de la crisis hasta finales de 2009


El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, adelantó que la institución que dirige presentará en enero nuevas previsiones para presentar un panorama aún más siniestro. De hecho, Strauss-Kahn situó la salida de la crisis a finales de 2009 o incluso en el año 2010. En opinión del máximo responsable del FMI, tanto el escenario como las perspectivas globales siguen deteriorándose y que 2009 será un año “muy difícil” para la economía global.

Alcanzar la recuperación económica, necesitará una política “muy activa” afirmó Strauss-Kahn, aunque dijo no estar seguro de que ya se esté implantando en los diferentes países. De esta manera, el director gerente del FMI sembró la duda sobre las medidas aplicadas hasta ahora, argumentando que no han sido suficientes para superar la actual situación económica.

P'a mear y no echar gota, oiga.

Carlos Menéndez
http://www.creditomagazine.es

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres