Blogia
mQh

kosovo es independiente


La región de los Balcanes será protegida por la Unión Europea. Cientos de miles salieron a festejar en Pristina y otros protestaron en Belgrado. Rusia y Serbia pidieron la anulación.
Kosovo se independizó ayer unilateralmente de Serbia, pero quedó más aferrado a Estados Unidos y a Europa. "Hemos esperado durante mucho tiempo este día", dijo el primer ministro Hashim Thaci. Luego de que el parlamento declarara la independencia en una sesión extraordinaria en Pristina, decenas de miles de kosovares y albaneses salieron a las calles a festejar. Mientras, cientos se manifestaron en Belgrado, donde hubo enfrentamientos con la policía y decenas de heridos. Washington y la UE apoyaron la decisión de Kosovo, pero a cambio de que la ex provincia serbia, donde hay tropas de la OTAN, renuncie a reunificarse con Albania. Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió y no llegó a un acuerdo, luego de que Rusia lo convocara para pedir la anulación de la separación, al igual que Serbia. España no se sumó a los reconocimientos pero ayudaría al nuevo Estado. Alemania, Italia y Argentina dijeron que mantendrán la prudencia.
Fue en el parlamento kosovar donde se leyó la declaración de independencia propuesta por el gobierno de Thaci. "Los líderes de nuestra nación, democráticamente elegidos, declaramos a Kosovo un Estado independiente, soberano y democrático", anunció el texto aprobado por 109 de los 120 diputados. Junto con la autonomía, el Parlamento también aprobó una nueva bandera con el color azul de la OTAN y el mapa de la región bajo seis estrellas doradas que simbolizan las seis nacionalidades que la habitan. El premier Thaci aseguró que el país, donde el 95 por ciento de los habitantes son albaneses, aseguró que protegerá a la minoría serbia y que colaborará con Naciones Unidas y la UE. "Aspiramos a la completa membresía en la UE", anunció el primer ministro.
Pero Kosovo no sólo se convirtió en un estado independiente. Con el reconocimiento de Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, esa región de los Balcanes, que representa la tercera reserva de metales del continente, pasó a ser una especie de protectorado, donde la UE ocupó el lugar de supervisión que durante mucho tiempo cumplió la ONU, según el diario inglés The Independent. Es que Kosovo aceptó una misión europea de 2000 policías, jueces y agentes de aduanas, mientras que mantendrá, como lo pidió Thaci, a los 17.000 efectivos que conforman la misión KFOR de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).
Los festejos populares que ya habían comenzado el fin de semana con cientos de vehículos colapsando el centro de la ciudad, tocando bocinas y haciendo ondear banderas albaneses y estadounidense, continuó durante todo el día de ayer y concluyó con fuegos artificiales. Allí se inauguró una escultura, bautizada Momento de la Independencia, una estructura de hierro, compuesta de letras –casualmente en inglés– que forman las palabras ‘New Born' y significan recién nacido. La gente bailaba en las calles y en algunos países europeos exhibía pancartas dando la bienvenida al estado independiente de Kosovo. En muchos restaurantes se repartían gratis hamburguesas y bebidas. Además de las multitudinarias celebraciones en el centro de Pristina, hubo festejos en las vecinas Albania y Macedonia.
Sin embargo, en el norte de Kosovo, en Mitrovica, el estado de ánimo fue otro tras registrarse un atentado con cuatro granadas pero una sola estalló contra el edificio del tribunal de la ONU, sin que hubiera heridos. A altas horas de la noche se halló otro explosivo, que la policía pudo desactivar a tiempo. El aparato estaba frente a una oficina en la que se alojará la misión europea Eulex.
En Belgrado, un centenar de personas se manifestaron ante la embajada de Estados Unidos gritando "Kosovo es Serbia" y consignas antinorteamericanos. Luego de que manifestantes, hinchas de fútbol de la capital serbia y asociaciones de extrema derecha, prendieran fuego a tachos de basura y rompieran a pedradas varias ventanas del edificio, policías antidisturbios los dispersaron con gases lacrimógenos y bastones. Al menos una docena de policías y diez civiles resultaron heridos levemente en los disturbios.
Por su parte, el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, aseguró ayer que su país no aceptará jamás el reclamo de Kosovo. "Es un falso estado bajo control militar de Estados Unidos", dijo Kostunica en un discurso televisado. "La política de agresión de Estados Unidos no humilló a Serbia, sino a la Unión Europea", criticó. Kostunica también rechazó la misión "ilegal" que tiene previsto enviar la UE. "Ciudadanos de Serbia, para Serbia el falso estado de Kosovo en su suelo no existe ni existirá nunca", dijo al promover movilizaciones pacíficas contra la independencia kosovar. En cambio, el presidente serbio, Boris Tadic, reaccionó en tono más moderado, aunque llamando a la comunidad internacional a no reconocer la separación del nuevo país. En tanto, los ultranacionalistas serbios del SRS, la mayor fuerza política del país, convocaron a una manifestación para este jueves en Belgrado para "enfrentar a los ocupantes y separatistas albaneses".

18 de febrero de 2008
©página 12
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres