Blogia
mQh

uribe justifica asesinatos


El presidente colombiano dijo que los estudiantes mexicanos asesinados por sus tropas eran cómplices de los rebeldes bombardeados en Ecuador.
[E. Eduardo Castillo] Ciudad de México. El presidente colombiano Álvaro Uribe dijo el miércoles que no lamenta haber ordenado el bombardeo de un campamento rebelde en Ecuador, pese a la muerte de cuatro estudiantes mexicanos.
Uribe dijo al canal mexicano Televisa que los estudiantes fueron vistos en un video con los guerrilleros, lo que indicaba que estaban confabulados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.
"No estaba haciendo trabajo humanitario. No eran rehenes. ¿Así qué estaban haciendo ahí?", dijo Uribe. "Eran cómplice de esas actividades. Eran agentes del terrorismo".
El miércoles tarde el presidente mexicano Felipe Calderón pidió no apresurarse a sacar conclusiones sobre por qué estaban los estudiantes en el campamento de las FARC hasta que se realice una investigación exhaustiva.
"Todo el mundo tiene sus propias hipótesis, pero el dolor de los familiares merece el beneficio de la duda hasta que se realice una investigación", dijo Calderón, de acuerdo a informes en la prensa local.
La Universidad Nacional Autónoma de México, donde estudiaban tres de los estudiantes muertos y el estudiante sobreviviente, dijo en una declaración que los comentarios de Uribe no tenían "fundamento [y eran] imprudentes e irresponsables". El cuatro estudiante estudia en el Instituto Politécnico Nacional de México.
Los comentarios de Uribe provocaron un debate sobre por qué se encontraban los estudiantes en el campamento de la guerrilla.
Muchos comentaristas mexicanos dicen que los estudiantes eran partidarios de los rebeldes. Pero las familias de los estudiantes niegan que estuviesen colaborando con las FARC, diciendo que habían viajado a Ecuador para participar en un congreso político de izquierda antes de visitar el campamento rebelde por propósitos académicos.
El bombardeo del 1 de marzo mató a veinticinco personas, incluyendo a un importante comandante de las FARC y a los cuatro mexicanos. Un quinto estudiante mexicano, Lucía Morett, resultó herida. Está en Ecuador, y su familia dice que ha solicitado asilo político porque teme que en México sea procesada por cargos de terrorismo.
El bombardeo causó una crisis en las relaciones entre Colombia y Ecuador que todavía perdura. Tras el ataque Ecuador rompió relaciones con Colombia, y su presidente, Rafael Correa, ha dicho que no le satisfacen las explicaciones de Uribe.
Uribe reiteró el miércoles su posición de que el bombardeo era justificado porque los combatientes en el campo lanzaron explosivos que mataron a soldados de su país.
"No lo lamento. No lamento de ninguna manera" haber ordenado el ataque, dijo Urine en un foro económico regional en Cancún, México. "Habría sido ideal no tener que bombardear un territorio extranjero", concedió.
El vicepresidente ecuatoriano Lenin Moreno dijo más tarde a periodistas en Ciudad de México que los comentarios de Uribe podrían significar otro paso en el deterioro de las relaciones.
"No solamente violó territorio ecuatoriano, sino también mató a ciudadanos ecuatorianos y extranjeros", dijo Moreno. "Pensábamos que las relaciones diplomáticas se podrían restaurar pronto, pero desgraciadamente sigue cometiendo los mismos errores y continúa tratando de justificar un acto injustificable".
Uribe se reunió el martes con Calderón, que repitió peticiones previas de realizar una investigación exhaustiva sobre la muerte de los estudiantes. Calderón también ofreció ayudar a Colombia a restablecer relaciones con Ecuador.

18 de abril de 2008
©fwdailynews
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres