Blogia
mQh
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

quién soltó a los carabineros


Detienen a 51 estudiantes y a 10 transeúntes en violenta acción policial.
Copiapó, Chile. Un insólito hecho aconteció en la Plaza de Armas de Copiapó cuando un piquete de fuerzas especiales de Carabineros realizó un violento operativo para aprehender a una centena de estudiantes que se encontraban reunidos en el sector entonando canciones contra la Ley General de Educación.
Los pacíficos educandos se encontraban muy tranquilos realizando sus actividades recreativas, pero las fuerzas especiales, que ingresaron con caballos a la plaza, los persiguieron como "auténticos criminales y los golpearon, dejando incluso a un niño en el Hospital Regional debido a la gravedad de sus heridas", confirmó un apoderado de los injustamente apresados.
Es así como el saldo de detenidos se elevó a la cifra de 51 estudiantes y 10 civiles, estos últimos siendo acusados de obstruir a la justicia debido a que tomaban fotografías y filmaban el reprochable accionar.
En cuanto a los incidentes, todo comenzó antes del mediodía, cuando las fuerzas especiales de Carabineros apostaron el bus en un costado de la Plaza de Armas, por calle O`Higgins, y corriendo entraron al sector, tomando detenidos a los ‘pingüinos’, los cuales corrían con pavor en sus caras debido a que no entendían el por qué los estaban apresando, aunque una hora antes un ‘infiltrado’ arrojó un terrón de barro contra la Intendencia.
Carabineros, después de recorrer toda la plaza persiguiendo a los que huían, se ensañaron con los estudiantes que circulaban por otros sectores, deteniendo incluso a los que iban con sus padres a realizar trámites de otra índole, lo cual confirmó la violencia desmedida que se aplicó para reprimir a los estudiantes que nada hacían.
Luego de barrer la plaza de ‘pingüinos’, los cruentos efectivos se dirigieron al área del Plaza Real, donde comenzaron a detener transeúntes, tampoco mediando explicación alguna.
Es así que la cifra de aprehendidos finalizó con 10 adultos, entre los que iban hombres, mujeres y ancianos, a los cuales se les aplicaron llaves asfixiantes y golpes de pies y puño.
También se incluyen tres personas que trabajan en la feria artesanal, los cuales por estar en sus puestos de trabajo mirando la violencia fueron coartados de libertad.
En esos momentos, los uniformados se abalanzaron en un grupo de cinco efectivos contra un alumno que circulaba con su madre y lo comenzaron a tironear del alero materno para llevarlo detenido, "pues la orden era detener a cualquiera que llevase uniforme y se encontrara en el sector", confirmaron altas fuentes policiales.
Así, los cinco miembros le dieron golpes de puños, lo levantaron y "le aplicaron una llave estranguladora para que cediera contra su voluntad, ante lo que el inocente joven rasguñaba los vehículos que estaban estacionados para evitar el hecho, mientras su madre sollozaba intentando asir a su hijo para impedir el injusto apreso", indicó un testigo presencial.
En otro sector de la plaza, por el costado donde se encuentra la Catedral, un grupo de estudiantes debió buscar refugio ante el chorro del ‘huanaco’ al interior de la iglesia, donde personas del obispado y la parroquia que estaban en ese momento bloquearon las puertas para que no ingresaran los brutales efectivos policiales, los cuales se quedaron custodiando las puertas de salida para evitar que los ‘pingüinos’ huyeran.
La identificación de estas personas con los estudiantes se debió a la violencia que utilizó Carabineros, lo cual motivó la buena acción. Los últimos detenidos fueron en las afueras de la Segunda Comisaría, cuando un alumno que iba con su madre "fue apresado por el único hecho de ser estudiante y al cual se le aplicó fuerza desmedida", según confirmaron los espectadores del hecho.

10 de junio de 2008
©chañarcillo
rss

0 comentarios