Blogia
mQh

remueven a jefe policial


Removieron al titular de la departamental de Pilar tras tres crímenes.
Argentina. El fin de semana de asaltos violentos en el acomodado partido de Pilar, tierra de countries y barrios cerrados, derivó ayer en la remoción de un jefe policial. Luego de una reunión entre el gobernador, Daniel Scioli; el ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, y el intendente de Pilar, Humberto Zúccaro, se resolvió apartar de su cargo al titular de la Jefatura Departamental de este distrito del norte bonaerense, el comisionado Pablo Otero. La decisión llegó tras conocerse dos homicidios, el de una mujer rematada en la nuca durante un robo y el caso, divulgado ayer pero ocurrido el sábado por la noche, de un empresario que murió de un disparo en el pecho cuando pretendían robarle unos 25 mil pesos.
La reunión tuvo lugar en la Casa de Gobierno, en La Plata, y allí mismo se nombró al reemplazante de Otero: el comisionado Mario Valente, quien fue jefe de Pinamar y hasta ayer trabajaba en el Ministerio de Seguridad bonaerense. Según contó Zúccaro, durante el encuentro pidió más agentes para el patrullaje y "la oxigenación" de las autoridades de la policía local. Scioli y Stornelli resolvieron entonces sumar 50 efectivos a la zona, intensificar los operativos policiales, crear un nuevo destacamento en Pilar y una nueva subcomisaría en el distrito vecino de José C. Paz.
Por otra parte, se acordó que el municipio de Pilar se incorporará al Plan de Seguridad Municipios, un programa implementado en algunos distritos del conurbano y que consiste en que las patrullas municipales colaboren con la policía en la prevención del delito. Zúccaro salió de la reunión "conforme" con las medidas propuestas por el gobierno provincial, aunque se aclaró que esperará "ver los resultados".
"No estamos acostumbrados a los hechos de violencia ocurridos en los últimos días", reconoció el intendente de Pilar, quien aseguró que en los últimos tres o cuatro años sólo hubo arrebatos o robos al voleo. La seguidilla delictiva comenzó la noche del jueves cuando la abogada Yanina Corvelo, de 30 años, fue abordada por tres ladrones armados mientras llegaba a su casa, en Acceso Norte y 3 de Febrero, a bordo de su Peugeot 206. Los delincuentes la obligaron a pasarse al asiento trasero de su auto y se la llevaron. Un vecino advirtió al 911 y la policía logró ubicar el auto en la localidad de Derqui, donde se desató un tiroteo. El Peugeot de Corvelo terminó incrustado en el patrullero y los tres asaltantes terminaron detenidos. Uno de ellos, herido. La sorpresa llegó cuando los uniformados encontraron en el interior del auto a Corvelo, herida por las balas. La mujer fue internada y hasta ayer permanecía en terapia intensiva. Se investiga a quién pertenecían los proyectiles.
Se sumó, la noche del sábado pasado, el asesinato del empresario de la construcción Pedro Pedraza, de 44 años, en la localidad de Del Viso. Pedraza llegaba a su casa de la calle Argerich 1347 con 25 mil pesos en una riñonera. Antes de entrar fue asaltado por dos delincuentes que intentaron arrancarle la riñonera. Al parecer, el empresario se resistió, lo balearon en el pecho y murió casi en el acto. La hipótesis coincide con la versión familiar, que asegura que Pedraza ya había sido asaltado y estaba dispuesto a resistir si le volvía a ocurrir.
Siguió la muerte de Marta Navarro, de 40 años, que regresaba de cenar en el centro de Pilar junto a su esposo, Carlos Guardo (40), y a bordo de su Renault 9. La pareja fue interceptada por tres delincuentes que avanzaban en un Fiat Uno. Los asaltantes se subieron a la parte trasera del auto, les robaron dinero al hombre y la cartera a la mujer. Según Guardo –quien ayer sorprendió relatando lo ocurrido en televisión, de espaldas a las cámaras–, su esposa intentó desempañar el parabrisas y uno de los delincuentes la mató de un tiro en la nuca. Luego obligaron a Guardo a conducir hasta Pablo Nogués, donde lo hirieron de un balazo en un brazo y escaparon.
Siguió la reunión entre Scioli, Stornelli y Zúccaro donde se decidió la remoción del cargo de Pablo Otero, jefe de la Departamental de Pilar. Más tarde, el superintendente de la Policía Bonaerense, Daniel Salcedo, viajó a Pilar donde reconoció hoy que la situación "es preocupante", pero aseguró que "estamos haciendo un enorme esfuerzo" para evitar que sucedan hechos delictivos como los ocurridos.

11 de junio de 2008
©página 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres