Blogia
mQh

murió james crumley


Escribió siete pero rudas novelas de detective, incluyendo ‘The Last Good Kiss’. "Había algo en la belleza y en la elegancia de la prosa que creo es la cosa más importante de Crumley", dijo Otto Penzler, fundador de Mysterious Press. James Crumley murió a los 68 años.
[Dennis McLellan] Murió James Crumley, venerado e influyente escritor de novelas policiales cuyas despiadadas historias de detectives ambientadas en Montana y otras localidades del Oeste fueron elogiadas tanto por su rudeza como por la cualidad lírica de su prosa. Tenía 68 años.
Crumley murió el miércoles por complicaciones renales y enfermedades pulmonares en un hospital de Missoula, Montana, informó su mujer, la escritora y artista Martha Elizabeth.
Según su propia definición como "hijo bastardo de Raymond Chandler", Crumley escribió siete novelas policiales en torno a dos detectives contra el telón de fondo no de las viciosas calles de Los Angeles, sino en lo que llamó "mis retorcidas autopistas de las montañas del Oeste".
Los detectives privados de Crumley, C.W. Sughrue y Milo Milodragovitch, eran, según escribió en 2001 el escritor Jerome Weeks, del Dallas Morning News, "hombres hoscos y violentos cuya drogadicción y travesuras carnales dejarían estupefacto a un rinoceronte".
Para distinguir a sus dos detectives, Crumley sugirió recordar que "el primer impulso de Milo es ayudarte; el de Sughrue es dispararte a los pies".
La primera frase de Sughrue en su novela de 1978, ‘The Last Good Kiss’, que muchos consideran su obra maestra, es considerada un clásico, y sus aficionados la recitaban a menudo en sus sesiones de firma de autógrafos:
"Cuando al fin alcancé a Abraham Trahearne, lo encontré bebiendo cerveza con un bulldog alcohólico llamado Fireball Roberts, en un destartalado tugurio en las afueras de Sonoma, California, bebiéndose el corazón de una bonita tarde de primavera".
Otto Penzler, propietario de Mysterious Bookshop en Nueva York, llamó ‘The Last Good Kiss’ la mejor novela de detectives privados que ha leído en su vida.
"Es verdad", dijo al Times el viernes. "Tenía una cualidad poética que no creo que haya alcanzando nadie antes. Yo veneraba a Raymond Chandler, pero había algo en la belleza y en la elegancia de la prosa que creo es la cosa más importante de Crumley".
Penzler dijo que "aunque el personaje de su serie [Sughrue] era un alcohólico y un drogadicto, todavía tenía una visión romántica en cuanto a hacer lo correcto".
Eso es verdad en todas las obras de Crumley, dijo Penzler, que publicó la segunda novela con Sughrue, ‘The Mexican Tree Duck’, que ganó el Premio Dashiell Hammett de 1994 para la Mejor Novela Policial.
Aunque nunca fue un éxito de ventas, Crumley tenía una importante audiencia cult y era elogiado por la crítica. "Simplemente nunca encontró una audiencia de masas", dijo Penzler, "y me gustaría poder decirte por qué. Pero no lo sé".
Dijo que aquellos que no conocían al enorme y pesimista autor podrían no entender, "pero era un hombre que tenía un corazón de oro y adoraba al mundo y la vida. Era algo gruñón, pero si le mirabas a los ojos te dabas cuenta que estaba mirando en tu alma, que entendía todo".

Hijo de un capataz de un yacimiento petrolífero, Crumley nació el 12 de octubre de 1939, en Three Rivers, Texas.
Estudió en el Instituto Tecnológico de Georgia durante un año antes de enrolarse en el ejército de 1958 a 1961. Más tarde obtuvo su diploma de bachiller en historia en la que ahora es la Texas A&M University en Kingsville, y su licenciatura en bellas artes y escritura creativa en la Universidad de Iowa en 1966.
Cuando seguía el programa de literatura, escribió una buena parte de lo que sería su primer libro: ‘One to Count Cadence’, una novela sobre la Guerra de Vietnam publicada por Random House en 1969.
David Dempsey escribió en New York Times Book Review que la novela "se sitúa en los márgenes de la guerra durante los primeros días de nuestra intervención en Vietnam, y [es] un convincente estudio sobre la gratuidad de la violencia entre los hombres... Es una historia de bares, peleas y burdeles, y no conozco a ningún escritor que lo haya hecho mejor".
Crumley, que se mudó primero a Missoula en 1966 para enseñar inglés en la Universidad de Montana, enseñó más tarde literatura en institutos y universidades en todo el país.
También pasó diez años en Hollywood escribiendo guiones que no llegaron a la pantalla y trabajando como doctor de guiones [script doctor], y escribió, con Rob Sullivan, el guión de ‘The Far Side of Jericho’, que fue estrenada en el Festival de Cine de Santa Fe en 2006.
El segundo libro que publicó Crumley fue ‘The Wrong Case’, una novela policial de 1975 en la que introdujo a su detective Milo Milodragovitch. Los dos detectives de Crumley aparecieron juntos en su novela de 1996, ‘Bordersnakes’.
Su última novela, ‘The Right Madness’, con Sughrue, fue publicada en 2005 y fue finalista en el Premio Literario de Misterio de Los Angeles Times [Los Angeles Times Book Prize for Mystery/Thriller] de 2005.
"Era un exquisito prosista", dijo el viernes Molly Stern, la editora de Crumley en Viking, que publicó su ‘The Right Madness’. "Siempre digo que era un poeta de la violencia".
Considerándolo un escritor auténtico, Stern dijo que Crumley "era increíblemente osado con el lenguaje. Desde el desarrollo de una escena donde ocurría algo realmente espantoso hasta la descripción de un momento cómico, su lenguaje para describir esas cosas fue siempre malvadamente descarado. Aceptaba riesgos que resultaban bien. Creo que un montón de escritores policíacos lo adoraban porque no había nada realmente rudo en lo que escribía. Él era de verdad".
Además de su esposa Martha, su quinta esposa en dieciséis años, le sobreviven tres hijos de su segundo matrimonio (David, Elizabeth y Mary), dos hijos de su cuarto matrimonio (Chris y Conor), su hermano John, ocho nietos y dos biznietos.

dennis.mclellan@latimes.com

1 de octubre de 2008
20 de septiembre de 2008
©los angeles times
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres