Blogia
mQh

cuidado con los enanos terroristas


No es un chiste. La estupidez derechista difunde un nuevo peligro para la civilización cristiana: los vientres de las mujeres ilegales son usados para procrear terroristas.
[Rubén Navarrette Jr.] Phoenix, Arizona, Estados Unidos. Después de unos días aquí en la quinta ciudad estadounidense -que también está en el centro del debate nacional sobre la inmigración-, tuve la posibilidad de analizar este volátil asunto desde muchos puntos de vista diferentes.
Pero no vi a ningún bebé terrorista.
Telespectadores de ‘Anderson Cooper 360’, de CNN, reconocerán que ese término se refiere a niños nacidos en suelo estadounidense de padres que son inmigrantes ilegales. Los niños reciben automáticamente la ciudadanía estadounidense en virtud de la 14 Enmienda y luego enviados a los países de sus padres para ser criados como terroristas enanos que odian a Estados Unidos. Entonces, décadas después, cuando los niños se han convertido en adultos, podrían fácilmente -porque poseen la ciudadanía estadounidense- volver a entrar a Estados Unidos para atacar al país desde dentro.
Así que los bebés terroristas son como una especie de célula durmiente, una célula a la que hay que hacer dormir siesta de vez en vez, porque de otro modo se ponen mañosos.
¿Es este un panorama terrorífico? Obviamente. ¿Se parece en algo a la realidad? No, no se parece en nada. De hecho, lo más espeluznante son los legisladores oportunistas que son capaces de llevar a nuevas profundidades para aterrorizar a la gente para concitar apoyo para la propuesta -sin duda extremista- de reformar o eliminar la 14 Enmienda.
De eso se trata. Es una trama elaborada para esa parte del electorado que cree que los inmigrantes ilegales está aprovechándose injustamente de la disposición constitucional que convierte a todos los nacidos en suelo estadounidense en ciudadano estadounidense.
Las dos republicanas de Texas que participan activamente en este infundio -Debbie Riddle, representante del estado, y Louie Gohmert, congresista-, fueron invitadas al programa de Cooper de esta semana, y ninguna de las dos pudo proporcionar evidencia alguna sobre la existencia de estos míticos bebés terroristas. De hecho, con las preguntas de Cooper asumieron una actitud extremadamente defensiva. Se podría decir que estas republicanas sembradoras del terror estaban actuando de un modo que podría ser descrito adecuadamente como infantil.
Riddle y Gohmert dijeron que recibieron informaciones en conversaciones con "ex agentes del FBI". Por eso, Cooper entrevistó a Tom Fuentes, que contribuye regularmente con CNN y fue subdirector del FBI en la oficina de operaciones internacionales de 2004 a 2008.
"El FBI tiene 75 oficinas en el extranjero, incluyendo Jordania, Turquía, Israel, Arabia Saudí, Yemen, Pakistán", dijo Fuentes. "Nunca hubo ningún informe verosímil -en realidad, ningún informe sobre este asunto- que hubiese pasado por los varios mecanismos de comunicación que indicara que existía un plan para procrear bebés terroristas".
El FBI también ha hecho todo lo posible para refutar el rumor como una historia sin fundamentos.
Por supuesto, esta patraña no sólo no es creíble; probablemente no es nada más que un producto de la imaginación de las políticas. Pero es útil porque ayuda a ilustrar un inquietante fenómeno aquí en Arizona, donde los partidarios de la nueva ley de inmigración del estado parece que les hace creer que tienen que justificar la propuesta no solamente asustando a la gente, sino también proponiendo cambios de imagen extremos. Toman cosas que son familiares, y tratan de convertirlas en algo siniestro.
Esos no son bebés estadounidenses, dicen; son futuros terroristas. No son inmigrantes ilegales corrientes y molientes que llegan a Arizona para trabajar y alimentar a sus familias; son mulas de los carteles mexicanos de la droga, dice el gobernador de Arizona Jan Brewer. Y los coyotes que han estado llevando a Estados Unidos inmigrantes ilegales durante generaciones, no son coyotes: son carteles de la droga, los que -de acuerdo con Brewer- ahora controlan todas las operaciones de transporte de ilegales en Estados Unidos.
La Patrulla Fronteriza derribó rápidamente esas historias como falsas, mientras el FBI refutaba el rumor de que los bebés están utilizando la 14 Enmienda para perjudicarnos.
Me gustó ver eso. Ya hay suficiente deshonestidad en el debate sobre la inmigración; ciertamente no queremos que nos lleguen más propuestas del estado de Arizona. Sin embargo, hay continuo flujo de mentiras y verdades a medias.
Las tres grandes mentiras -repetidas por altos funcionarios republicanos- son que el gobierno federal no está haciendo bien su trabajo de proteger las fronteras, que la ley es un intento de reprimir los carteles de la droga y que la raza no es un tema de debate. Nada de todo esto es verdad. Así que, ¿por qué la repiten?
Aquellos que creen en la ley de inmigración del estado y consideran que es una buena idea dar atribuciones a la policía local y a los alguaciles del sheriff para implementar la ley federal de inmigración, deberían atenerse a la ley tal como está formulada. Deberían tratar de crear una realidad alternativa para convencer a más personas.
Un prominente abogado mexicano-estadounidense, que ha sido durante largo tiempo un visible y ruidoso miembro de la comunidad latina de Phoenix, me advirtió que no vale la pena tratar de entender qué dicen.
Por ejemplo, le pregunté cómo podía la gente seguir argumentando que el gobierno de Obama no estaba haciendo lo suficiente para proteger las fronteras cuando todas las evidencias sugieren lo contrario.
"A esa gente no la vas a convencer nunca", dijo. "Sus motivaciones son políticas. No se basan en la realidad".
Temo que eso no sea suficiente. Si los partidarios de la SB1070 creen realmente en los méritos de su causa, deberían ser capaces de ganar el debate naturalmente, sin recurrir a la magia negra ni a sembrar el terror ni a interpretaciones fanáticas. Y si no pueden hacerlo, si tienen que retratar a los bebés como terroristas y a los inmigrantes como mulas para ganar apoyo para su causa, entonces deberían decirles claro y fuerte que están en el lado equivocado del debate -para no decir en el lado equivocado de la historia.
Nada puede cambiar eso.
16 de agosto de 2010
13 de agosto de 2010
©cnn
cc traducción mQh

rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres