Blogia
mQh

obama tortura al soldado manning


El joven militar que habría filtrado los archivos de EUA. Desde hace siete meses, el soldado está preso en una cárcel de máxima seguridad: no puede dormir con almohadas ni sábanas, no puede hablar con otros presos y está bajo una estricta vigilancia de los guardias.
[Kim Sengupta] Estados Unidos. Las duras condiciones de detención soportadas por Bradley Manning se han conocido. Manning es el soldado estadounidense que supuestamente le suministró documentos clasificados del gobierno a Wikileaks y fue detenido en mayo, acusado de filtrar un video sobre Irak. Durante los últimos siete meses, Manning –de 23 años– ha estado encerrado en una celda de 1,80 metro de ancho y 3,60 de largo, en confinamiento solitario en una prisión de máxima seguridad en Quantico, Virginia.
El teniente coronel David Coombes, su abogado defensor, señaló que su cliente, que se enfrenta a una sentencia de 52 años si es condenado, todavía está siendo mantenido bajo las condiciones de "vigilancia para prevenir daño" usada generalmente para aquellos que puedan estar en riesgo de autodañarse.
Los amigos de Manning dicen que esto se ha convertido en un medio por parte de las autoridades para presionarlo para que dé evidencia contra Julian Assange, el fundador de Wikileaks.
Un día típico para Manning comienza cuando es despertado a las 5 de la mañana en la celda, que tiene un lavatorio y un inodoro. Luego se le permite ponerse la ropa, que debió entregar al ir a la cama la noche anterior. Bajo las reglas, a Manning no se le permite dormir en ningún momento entre las 5 de la mañana y las 8 de la noche; si lo hace, los guardias lo obligan a sentarse o pararse. Le está permitido hacer una hora de ejercicios al día, pero no al aire libre sino en una habitación vacía, donde puede caminar haciendo figuras de ochos. Cualquier intento de mantenerse ocupado, por ejemplo, haciendo abdominales o lagartijas, le está vedado.
No se le permite relacionarse con los otros internos y nunca los ha visto, aunque ocasionalmente escucha sus voces. Se le permite mirar los canales locales de televisión hasta tres horas durante los días de semana y un poco más durante los fines de semana. Pero no tiene acceso a más cobertura de noticias. Se le permite un libro y una revista por vez, de la lista aprobada de 15, y se le permiten visitas aprobadas en tiempos fijados de antemano. El teniente Coobes dijo que los guardias en todo momento se han comportado correctamente con Manning. Pero, bajo las reglas, sus conversaciones con él deben ser mínimas.
Los guardias deben chequear cada cinco minutos que Manning esté bien, y él debe confirmar verbalmente que lo está. Los mismos chequeos continúan durante la noche y si los uniformados no pueden ver a Manning porque se ha tapado la cabeza con una frazada (se le permiten frazadas, pero no sábanas ni almohadas), entonces lo deben despertar.
Cuando Assange fue liberado bajo fianza la semana pasada, esperando la extradición a Suecia para responder a acusaciones sobre abuso sexual, prometió continuar filtrando documentos clasificados en Wikileaks.
[De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12. Traducción de Celita Doyhambéhère.]
22 de diciembre de 2010
21 de diciembre de 2010
©página 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres