Blogia
mQh

bulgaria en manos de la mafia


Un cable enviado desde Sofía muestra que el estado se encuentra totalmente invadido por el crimen organizado. El sitio WikiLeaks tiene un total de 978 cables diplomáticos de la embajada de Estados Unidos en Sofía. Hay otros 66 cables con la etiqueta Bulgaria.
Bulgaria. El 1 de diciembre de 2010, The Guardian publicó en su edición online el cable diplomático de la embajada estadounidense en Sofía dedicado al crimen organizado en Bulgaria.
El 7 de diciembre de 2010, Le Monde publicó una perspectiva general sobre la influencia de la mafia rusa en Europa, citando igualmente el mismo cable, firmado por el entonces embajador en Sofía, James Pardew.
En el artículo de Le Monde nos enteramos que existe otro cable, fechado el 11 de septiembre de 2009, también sobre el crimen organizado en Bulgaria. Tiene una sección titulada ‘La influencia rusa’, y comenta sobre el representante Michael Chorny en Bulgaria, el abogado Todor Batkov. La embajada enfatiza sus sólidas conexiones políticas y el hecho de que en 2008 el entonces presidente Georgi Parvanov lo galardonó con la orden más distinguida del país, la ‘Stara Planina’.
Diez días después de la publicación en Le Monde, el 7 de diciembre de 2010, el sitio de WikiLeaks publicó la versión censurada por The Guardian del texto del cable diplomático del 7 de julio de 2005, firmado por el embajador James Pardew.
El texto del cable de septiembre de 2009 nunca vio la luz del día y actualmente sólo periodistas de las publicaciones acreditadas por WikiLeaks sabe acerca de este y de su contenido.
En el cable publicado, del 7 de julio de 2005, la sección ‘Quién es quién en el crimen organizado búlgaro’ abunda en párrafos censurados. Sólo podemos suponer el motivo de los periodistas de The Guardian para proteger a individuos y empresas que la embajada cree que forman parte del crimen organizado. Los nombres de esos individuos y negocios, junto con información sobre sus presuntos vínculos con el crimen organizado, no son nada nuevo para el público búlgaro e internacional.
Bivol.bg, una página web de periodismo de investigación, recibió el texto íntegro del cable de James Pardew, fechado a 7 de julio de 2005. Fue proporcionado por la revista ‘Russkiy Reporter’ (El periodista ruso), que está preparando una edición sobre la influencia de la mafia rusa en Bulgaria. La revista nos pidió verificar la autenticidad de los nombres y acontecimientos, y preparar comentarios sobre la fe de los emblemáticos capos del crimen organizado mencionados en el cable.
Debemos observar que no tenemos ninguna relación contractual o económica con ‘Russkiy Reporter’, ni con sus dueños ni sus fuentes de información. Nuestros contactos profesionales terminan con el trabajo en este caso particular: resumir y ofrecer información verídica y nuestro análisis editorial del cable.
La autenticidad del cable fue confirmada por otra fuente: el diario noruego Aftenposten, que tuvo acceso independiente a todos los cables diplomáticos filtrados a través de WikiLeaks.
Hemos examinado todo el cable en detalle y no encontramos ni un solo nombre que debiese ser ocultado por razones de seguridad, porque han entregado información sobre el crimen organizado a la embajada estadounidense.
El cable menciona nombres específicos de individuos y compañías que todavía poseen y gestionan importantes capitales en Bulgaria. Examina la simbiosis del crimen y el poder en el financiamiento de las campañas electorales.
El cable destaca, además, la tendencia de individuos que provienen de círculos del crimen organizado a entrar directamente en la política a nivel nacional o a controlar directamente el poder local. Una tendencia que, como todos sabemos, se hizo más y más pronunciada en los años siguientes.
El cable destaca el legado del aparato criminal y represivo comunista que ostentan figuras del crimen organizado búlgaro. Al principio del periodo de transición, además de los ahora notorios luchadores, remadores y otros deportistas de las escuelas de adiestramiento comunistas, ex miembros del sistema represivo también infiltraron organizaciones del crimen organizado: boinas negras, marines y otras fuerzas especiales, formados y adiestrados no para luchar contra un enemigo externo, sino para proteger a los favoritos del régimen contra la furia del pueblo búlgaro.
La influencia económica de los individuos mencionados en el cable como manteniendo vínculos con el crimen organizado, continuó expandiéndose en el año con la activa colaboración del Estado, que en realidad subsidiaba sus empresas.
El notorio dicho de que "en Bulgaria la mafia tiene un Estado" se convierte en realidad con lo que ha escrito el embajador Pardew. El embajador observa amargamente la frustración de la población ante esta imposible situación. Pardew cree que las herramientas de influencia de la Unión Europea son cruciales. "Si la UE usa esta influencia para demandar no solamente reformas judiciales importantes sino además su implementación efectiva, habrá motivos para creer que la marea empezará lentamente a tornarse contra el crimen organizado en los próximos años", concluye el embajador.
Lamentablemente, está cada vez más claro que los ciudadanos de este entrampado país no pueden contar con una interferencia externa efectiva.
Circulan muchos rumores sobre la presión para combatir al crimen organizado, pero al mismo tiempo políticos con lazos con la DS y el crimen organizado son miembros del Parlamento Europeo y dirigen al mismo tiempo importantes compañías europeas que hacen negocios con empresas controladas por gente de los servicios de inteligencia de los que se sospechan que tienen actividades criminales.
El texto íntegro del cable se puede leer aquí.
18 de marzo de 2011
17 de marzo de 2011
©wlcentral
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres