Blogia
mQh

soy saddam hussein, presidente de iraq


Bagdad, Iraq. "Soy Sadam Husein al-Majid, presidente de la República de Irak", dijo el miércoles el ex dictador al juez de instrucción y al director general del tribunal especial iraquí (TSI) que fueron a entregarle su orden de detención.
Vestido de forma tradicional árabe, visiblemente más flaco, con bigote, Sadam dio unos "buenos días" glaciales a la asistencia y luego preguntó: "¿van a interrogarme hoy, sí o no?", contó a la AFP un adjunto del TSI que fue testigo de la escena.
Para demostrar su desprecio a sus visitantes, Sadam se sentó en una silla mientras la asistencia seguía de pie.
"Parecía estar en buena salud, orgulloso y sin ningún remordimiento", añadió el adjunto. La entrevista no duró más de cinco minutos.
El derrocado presidente y once de los responsables de su régimen fueron puestos bajo responsabilidad iraquí, aunque militarmente siguen bajo la custodia de la fuerza multinacional.
Todo empezó el miércoles a las 05H00 locales (01H00 GMT). "Fui a casa de Salem Chalabi (presidente del TSI). Preparamos algunos papeles y nos dirigimos con otras personas (hacia el lugar donde está detenido Sadam) en un cortejo de cuatro o cinco coches", contó este adjunto del TSI, que no quiso revelar el lugar del encuentro.
"Llegamos hacia las 08H45 (04H45 GMT) y esperamos un cuarto de hora antes que Sadam entrara en la habitación", explicó.
Los demás responsables del antiguo régimen, que iban vestidos con un traje de prisionero pero con distintos colores, entraron uno tras de otro.
El segundo en entrar en la habitación tras la salida de Sadam Husein fue Alí Hassan al-Majid, conocido como ‘Alí el químico', consejero presidencial y primo del ex presidente, detenido el 21 de agosto del 2003. Se limitó a decir: "Estoy cansado, estoy cansado".
Después apareció Tarek Aziz, ex viceprimer ministro. "No dijo nada, como otros presos que se limitaron a decir su nombre", subrayó el adjunto de Chalabi. En cuanto a Taha Yassin Ramadan, ex vicepresidente detenido el 18 de agosto del 2003, "parece haber engordado en prisión", dijo.
Abed Hamid Mahmud, ex secretario del presidente depuesto, detenido el 16 de junio del 2003, dijo: "Soy inocente. Llegará el día en que lo descubrirán"
"Todo el procedimiento duró sólo un cuarto de hora y a las 09H15 (05H15 GMT) todo había terminado", subrayó el adjunto de Chalabi.
Poco antes, un responsable militar estadounidense y el portavoz del gobierno Girgis Saada afirmaron que a las 10H15 (06H15 GMT) Sadam Husein pasó bajo la autoridad legal iraquí.
"Hoy (miércoles), Sadam Husein y once individuos más recibirán en su lugar de detención una carta (del TSI) detallando las acusaciones y una orden de detención. Mañana (jueves), serán escoltados y el juez les leerá sus acusaciones, según el código penal iraquí", precisó Saada.
También subrayó que las acusaciones contra Sadam Husein son múltiples, citando entre otras las de genocidio y de crímenes de guerra por el presunto papel del ex dictador en el lanzamiento de gas en la localidad kurda de Halabjaque causó 5 mil muertos en 1988, así como por la guerra contra Irán en 1980 y la invasión de Kuwait en 1990.

30 de junio de 2004
©crónica

PREOCUPA RESTAURACIÓN DE PENA DE MUERTE - efe

Bagdad, Iraq. Gobiernos y organizaciones internacionales de derechos humanos han expresado su preocupación por la reintroducción de la pena de muerte en Irak y sus dudas sobre si Saddam Hussein tendrá un juicio justo, la víspera de que se presenten las acusaciones contra el derrocado presidente.
El nuevo presidente de Irak, Gazi Ayil Al Yauar, anunció que el gobierno provisional ha restaurado la pena capital, suspendida por el antiguo administrador civil de Irak, el estadounidense Paul Bremer, tras la caída del régimen de Sadam Husein hace quince meses.
El anuncio se produjo el mismo día en que la custodia legal de Sadam ha sido traspasada al nuevo ejecutivo iraquí.
Los países de la Unión Europea se han apresurado a lamentar la restauración de este castigo en Irak.
Francia se opone "a la aplicación de la pena de muerte en toda circunstancia", señaló una portavoz del ministerio galo de Asuntos Exteriores.
El juicio de Sadam Husein debe "obedecer a las reglas del derecho internacional". "Hemos tomado nota de que la administración estadounidense, que ha reconocido a Sadam Husein la calidad de prisionero de guerra, ha decidido entregar hoy al antiguo dictador a las autoridades iraquíes para que comparezca ante la justicia", agregó la portavoz.
El gobierno británico también dejó clara su oposición a la pena de muerte en general, y a que Sadam Husein sea ejecutado.
El ministro de Asuntos Exteriores, Jack Straw, subrayó que "nuestra posición con respecto a la pena de muerte se basa tanto en nuestro sentido de la moralidad como en nuestra preocupación sobre si sirve para algo, y en que a menudo se ha utilizado con injusticia", señaló.
El vicepresidente de la Cámara de Diputados italiana, Alfredo Biondi, opinó que sería "un buen comienzo para un gobierno democrático y una magistratura justa no aplicar la pena de muerte en Irak en ningún caso, ni siquiera al supercriminal dictador Sadam Husein".
Biondi, que es dirigente de Forza Italia, el partido del primer ministro, Silvio Berlusconi, añadió que aplicar la justicia sin ánimo de venganza podría representar "un buen ejemplo incluso para los que se dedican a cortar cabezas".
En Rusia, donde rige una moratoria en la aplicación de la pena de muerte, el ministerio de Exteriores declaró que espera que el destino del ex presidente iraquí se decida "en base a las normas jurídicas para garantizar la estabilidad y la concordia nacional, imprescindibles para que Irak siga avanzando por la vía de la edificación de un estado democrático único".
La organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) reclamó que Sadam Husein sea sometido a un juicio "imparcial y justo" en Irak y reiteró que se opone a la posibilidad de que sea ejecutado.
"Amnistía está siempre en contra de la pena de muerte y no hay excepciones, tampoco para el caso de Sadam Husein", cuya custodia legal fue transferida hoy a las nuevas autoridades de Irak, dijo a EFE un portavoz.
El ex administrador civil Bremer dijo que pasarán meses antes que el ex dictador sea llevado a juicio, pero agregó que confía en que los iraquíes manejarán bien el caso. "Sadam tendrá el tipo de justicia que él negó a su propio pueblo", señaló.
De cara al juicio contra Sadam y sus colaboradores, su equipo de 20 abogados planea basar la defensa del derrocado presidente en la "ilegalidad" del tribunal encargado de juzgarle.
Según el jordano Mohamed Al Rashdan, jefe del grupo de abogados, el nuevo gobierno interino al que EEUU traspasó el poder hace dos días sólo tiene "la legalidad que le da" Washington. Rashdan se quejó hoy, en declaraciones a la cadena de televisión Al Arabiya, de que "hasta el momento no me han permitido ver a Sadam".
En el mismo sentido se ha expresado Emmanuel Ludot, otro de los defensores, que calificó al tribunal especial de "ilegal, instaurado por un gobierno ilegal fruto de una guerra ilegal".
De acuerdo con las autoridades iraquíes, Sadam y sus principales asesores serán juzgados por dicho Tribunal Especial iraquí, aunque permanecerán bajo vigilancia de las fuerzas multinacionales.
"El juez ya les ha leído sus derechos y mañana se presentarán ante el juez que les leerá las acusaciones", señaló el portavoz del ejecutivo interino.
Según dijo el primer ministro iraquí, Iyad Alaui, varios de los acusados afrontarán cargos de "crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio".

30 de junio de 2004
©terra
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres