Blogia
mQh
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

serbia se niega a entregar a mladic


Serbia se sigue negando a entregar a los criminales de guerra serbios responsables, entre otros crímenes, de la matanza de Srebrenica en 1995, cuando exterminaron a sangre fría a 7.000 hombres y niños musulmanes con la forzada complicidad de tropas holandesas. Europa deberá aplicar sanciones todavía más severas a un país cada día más aislado de Occidente y de la comunidad internacional.
Belgrado, Serbia. Serbia se está deslizando hacia un creciente aislamiento internacional porque se ha negado a entregar a la corte de justicia de Naciones Unidas en La Haya, Holanda, a criminales de guerra acusados, declaró un importante funcionario estadounidense este jueves.
El subsecretario de Estado Mark Grossman insistió ante Belgrado una vez más para que actúe con rapidez para entregar al fugitivo comandante serbio-bosnio Ratko Mladic y cuatro generales serbios acusados por la corte.
"Creo que Serbia y Montenegro ya están pagando las consecuencias por el hecho de que Mladic y los generales todavía no llegan a La Haya", dijo Grossman en una rueda de prensa después de una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores, Vuk Draskovic.
"No pueden así [esos países] integrarse a Europa, ni pueden asociarse al programa Socios por la Paz ni a la OTAN". Cuando se le preguntó si había visitado Belgrado para imponer al primer ministro Vojislav Kostunica una fecha límite para la entrega de Mladic, Grossman dijo: "Esa fecha límite caducó ayer".
Mladic y Radovan Karadzic, su jefe político durante la guerra de Bosnia entre 1992 y 1995, son los principales sospechosos de crímenes de guerra del tribunal de Naciones Unidas que aún se encuentran fugitivos.
Funcionarios occidentales creen que Mladic está siendo protegido por los militares serbios en alguna parte de Serbia, mientras que Karadzic se oculta en Bosnia.
La reluctancia a capturar a Mladic, acusado en La Haya por la masacre de los musulmanes de Srebrenica en 1995 y el sitio de Sarajevo, se ha transformado en el principal obstáculo de las esperanzas de Serbia de normalizar sus relaciones con Occidente.
Incluso algunos ministros serbios han reconocido que están quedando por detrás de otros países de los Balcanes, incluyendo a algunos países de la ex Yugoslavia, en el acercamiento con la Unión Europea.
"Cumplir con nuestras obligaciones con respecto al tribunal es un tema de interés nacional de la primera importancia", dijo Draskovic.

Necesidad De Inversiones
Serbia, aislada internacionalmente durante la mayor parte de los años noventa por su papel en los conflictos armados en la región, necesita urgentemente inversiones extranjeras y apoyo de donantes occidentales para reformar su deprimida economía.
Su esfuerzo inicial para implementar reformas después del derrocamiento del presidente en tiempos de guerra Slobodan Milosevic -ahora en juicio en La Haya- se ha detenido casi completamente en los últimos años.
Diplomáticos y muchos analistas locales responsabilizan a Kostunica por el actual impasse, afirmando que a pesar de sus promesas de cooperar con La Haya, se sigue mostrando reluctante a entregar a Mladic.
Kostunica ha dicho en el pasado que deben ser tribunales serbios y no el tribunal de La Haya los que deben ocuparse de casos de crímenes de guerra cometidos durante la sangrienta disolución de la antigua Yugoslavia.
Hace dos meses Estados Unidos propuso permitir que Belgrado juzgue a los cuatro generales acusados por La Haya por su papel en las matanzas en Kosovo, a cambio de que entregara a Mladic.
Pero Kostunica respondió que las fuerzas de seguridad serbias no habían localizado a Mladic -una afirmación que nadie cree, ni en las capitales occidentales ni en las calles de Belgrado.

1 de octubre de 2004
©newyorktimes
©traducción mQh

0 comentarios