Blogia
mQh

gobierno busca control total


[Michiel Kruijt] Antigua propuesta de partidos de extrema derecha es adoptada por gobierno holandés.
La Haya, Holanda. Los 25 cuerpos policiales de Holanda seguirán existiendo, pero el control de esos cuerpos pasará a manos del ministerio del Interior. Los alcaldes mantienen su autoridad, lo que quiere decir que todavía pueden determinar cómo y dónde se utilizará a la policía para mantener el orden público.
Los ministerios de Interior y Justicia determinarán en adelante las prioridades nacionales de la policía. Eso ocurrirá cada cuatro años en un plan nacional de seguridad, que puede ser modificado en el intertanto.
Así lo dio decidió el viernes el gabinete según fuentes cerradas. El plan debe ser todavía elaborado y aprobado, pero no será modificado en lo esencial.
Los cambios son el resultado de un acuerdo entre el CDA [demócrata-cristianos], VVD [ultraderecha] y D66 [liberales] en el acuerdo de gobierno para evaluar la organización de la policía.
Con el control de la policía en manos del ministerio del Interior se evitará que las policías regionales operen de manera no coordinada. Según el gabinete existe ahora muy poca comunicación e intercambio de información sobre la delincuencia activa en las regiones.
Además, el gobierno dice que es más eficiente organizar a los departamentos centralmente, por lo que más agentes pueden ser destinados a trabajos policiales propios.
Bajo el control del estado central caen asuntos como política de personal, oficinas, ICT, adquisiciones y finanzas. Se instalará un sistema de automatización en todas las policías, por lo que el intercambio de información será más expedito.
Hace poco la comisión Leemhuis publicó sus recomendaciones sobre la organización de la policía. Muchos alcaldes tenían miedo de que perderían autoridad con la eventual reorganización de la policía, pero el gabinete decidió la orientación local de la policía es importante y no debe desaparecer.
La policía se convierte jurídicamente en una organización que es dirigida por un consejo de dirección. Este debe cuidar de la ejecución de las políticas y supervisión del plan nacional de seguridad.
Los miembros del directorio serán nombrados por la Corona por indicación de los ministerios de Interior y Justicia.
El gabinete no ha acatado la recomendación de la comisión Leemhuis de convertir a la policía en un cuerpo de prioridades autónomas.

22 de septiembre de 2005
©volkskrant
©traducción mQh


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres